Jueves, 23 Marcha, 2017

Rusia vuelve a crispar la política de EE. UU

FBI descarta tener información que apoye acusaciones de Trump contra Obama James Comey comparece ante el Congreso
Eleena Tovar | 21 Marcha, 2017, 03:30

Al comparecer ante la Comisión de Asuntos de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Comey dijo que el FBI "está investigando los esfuerzos del gobierno ruso para interferir en la elección presidencial de 2016". No se encontró nada. "Esto es ¡McCarthyismo!", tuiteó Trump el pasado 4 de marzo al aludir a la "caza de brujas" liderada por ese senador ultraderechista durante los años cincuenta.

Expertos en el espionaje desde tiempos inmemoriales, ninguna de las dos potencias, Rusia y EU, dejarían huellas de su labor de escuchas; para ello cuentan con sistemas sofistificados y personal altamente especializados en estas tareas, pues por ello se disputan el mundo y perfeccionan cada vez mejor sus labores.

Nunes fue entrevistado este domingo en la cadena Fox News. "Usó el GCHQ", dijo Spicer al citar al comentarista Andrew Napolitano.

Por su parte, el congresista Adam Schiff, el demócrata de más alto rango del Comité, afirmó que "los rusos se inmiscuyeron con éxito" en la democracia estadounidense y advirtió de que "lo harán de nuevo".

Pero no habían comentado públicamente si estaba examinando los lazos entre los integrantes de la campaña de Trump y funcionarios rusos. Del lado de la NSA no he visto nada que diga que nos comprometimos en tal actividad, ni que otra persona se haya dedicado a ella, expresó Rogers.

Comey afirmó ante los congresistas que su agencia está indagando sobre la naturaleza de los vínculos entre el equipo de Trump y el Gobierno ruso, y si hubo "alguna coordinación" entre los esfuerzos del Kremlin y la campaña del magnate.

Mientras, el presidente Donald Trump aseveró el lunes que las denuncias de que su equipo de campaña tuvo contactos inapropiados con Rusia no son más que un invento de los demócratas y que el Congreso y el FBI más bien deberían investigar cómo se ha filtrado información oficial a la prensa.

El director del FBI dijo que la investigación busca determinar también si se cometieron delitos.

De hecho, pese a que en la audiencia se reiterara en varias ocasiones la ausencia de pruebas que demuestren las acusaciones de Trump sobre Obama, el portavoz reiteró en que el presidente no se retractará de sus afirmaciones y tampoco pedirá disculpas.