Viernes, 24 Noviembre, 2017

Incidencia de cáncer infantil aumentó 13%

El cáncer infantil aumentó un 13% en 20 años, según la OMS La incidencia del cáncer infantil aumentó un 13 % en dos décadas
Cris De Lacerda | 12 Abril, 2017, 21:14

Cáncer infantil revelado por un nuevo estudio coordinado por el Centro Internacional de Investigaciones; sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS); reveló que del 2001 al 2010.

En el ámbito mundial, el número de nuevos casos anuales de cáncer fue de 140 por cada millón de niños menores de 14 años, indicó el organismo, a través de su Centro de Información.

Entre los pequeños menores de cinco años un tercio de los casos correspondían a tumores embrionarios, como el neuroblastoma, el retinoblastoma, el nefroblastoma y el hepatoblastoma. Parte de ese incremento, aclaró la agencia en la revista The Lancet Oncology, podría atribuirse a una detección temprana.

Los tumores en el sistema nervioso central ocupan la segunda posición (20 % de casos), mientras los linfomas supone un 12 % de los casos, según un comunicado de la IARC.

A propósito de la incidencia de la enfermedad oncológica en las personas comprendidas entre los 15 a 19 años, la pesquisa arrojó una tasa anual de 185 casos por millón de adolescentes.

En esa edad, los cánceres más comunes son los linfomas (23 %), seguidos de aquellos que se clasifican como carcinoma o melanomas (21 %).

Los cánceres en niños es más posible que dependan de la predisposición genética, pero el estudio también sugiere que la incidencia puede estar influida por el cambio de concienciación de los doctores o por efectos ambientales externos, como infecciones o algunos contaminantes ambientales. El estudio se basó en cerca de 300.000 casos diagnosticados en 62 países representando un 10% de la población mundial.

"El cáncer es una causa significativa de fallecimientos entre los niños y adolescentes, pese a que raramente se producen antes de los 20 años", subrayó Christopher Wild, director del CIRC. Wild espera que los datos de este estudio ayuden a "sensibilizar, comprender mejor y combatir mejor este sector poco atendido de la salud en los primeros años de vida".

Las tasas de incidencia, que indican el número de casos por población en riesgo y año, es la primera información de la que se debe disponer para "empezar a luchar contra esta enfermedad", agrega el estudio.