Domingo, 22 Julio, 2018

Ataque químico en Siria es un montaje de EU: Assad

Sergey Lavrov ministro ruso de Relaciones Exteriores y Rex Tillerson secretario de Estado de EE. UU Sergey Lavrov ministro ruso de Relaciones Exteriores y Rex Tillerson secretario de Estado de EE. UU
Manuel Armenta | 15 Abril, 2017, 16:48

El presidente sirio Bashar al Assad afirma que su régimen no posee armas químicas, tras haber sido acusado por los países occidentales de haber cometido un ataque químico que causó decenas de muertos, en una entrevista exclusiva con la AFP en Damasco.

Indicó que sin duda Occidente, y en particular Estados Unidos, es cómplice de los terroristas y fabricó esta historia para tener el pretexto de atacar.

El Consejo de seguridad de la ONU tiene previsto aún en esta jornada votar una resolución que pide la cooperación del gobierno sirio en una investigación sobre el alegado ataque con arma química contra la aldea de Jan Sheijun.

"No se trata solamente de una violación de las leyes de la guerra, sino, pensamos, de un crimen de guerra", insistió.

El presidente de Siria, Bashar al Assad, afirmó que las capacidades militares de su país "no se han visto afectadas" tras el bombardeo de EE.UU y que el supuesto ataque químico por parte del gobierno sirio "fue un invento" para justificar la avanzada estadounidense.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, respondió a ese ataque lanzando 59 misiles de crucero en una base aérea siria desde la que se cree que se efectuó el bombardeo químico contra civiles.

En ese sentido, Lavrov que tanto Rusia como EEUU apoyan que se investigue el ataque químico de la pasada semana en la provincia siria de Idleb.

La declaración de Haley es la primera indicación clara de que el nuevo gobierno estadounidense pasó a considerar seriamente esfuerzos diplomáticos, a pesar de reiterar que la derrota militar del grupo radical ISIS seguía siendo una prioridad.

"En los últimos meses, escuchamos muchas cosas de Washington sobre el estado actual y las perspectivas de estas relaciones", dijo Lavrov a Tillerson.

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos están marcadas por un "bajo nivel de confianza", declaró por su parte el secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, tras la reunión con Putin y Lavrov.

Y recordó que Rusia, como "el aliado más cercano" de Damasco, debe hacer comprender a Asad esa realidad irrefutable, al tiempo que dijo que ambas partes coinciden en la necesidad de una Siria "unida y estable". Moscú incluso suspendió el acuerdo de prevención de incidentes aéreos en vigor en Siria.

Además, el canciller ruso dijo que ambos países se comprometieron a luchar de manera "implacable" contra el terrorismo.