Miércoles, 18 Julio, 2018

Corea del Norte culpa a Donald Trump por las crecientes tensiones

Un F  A-18C del Escuadrón de ataque del USS Carl Vinson en el mar de China Meridional 8 de abril de 2017 Un F A-18C del Escuadrón de ataque del USS Carl Vinson en el mar de China Meridional 8 de abril de 2017
Eleena Tovar | 15 Abril, 2017, 08:47

Las negociaciones sobre la desnuclearización de la península que las dos Coreas, China, Japón, Estados Unidos y Rusia desarrollaron de 2003 a 2007 siguen paralizadas desde 2009 cuando Pyongyang, molesto por el recrudecimiento de las sanciones internacionales en respuesta a sus pruebas nucleares y de misiles, se negó a continuar el diálogo.

De atacar Estados Unidos a Corea del Norte, dicho país lo destrozará sin piedad, revelaron militares norcoreanos a través de la agencia estatal norcoreana KCNA.

Los tweets del presidente estadounidense Donald Trump están echando combustible a un "círculo vicioso" de tensiones en la Península Coreana, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte a The Associated Press en una entrevista exclusiva el viernes.

"Si hay una guerra, el resultado será una situación en la que todos pierdan y nadie resultará ganador", aseguró Wang en una rueda de prensa conjunta con el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault.

China, considerada como única aliada de Corea del Norte, se opone al programa nuclear con objetivos militares del régimen de Kim Jong-un pero pide regularmente prudencia a Estados Unidos en esta cuestión.

Anteriormente Wang llamó a Seúl, Washington y Pyongyang a no permitir que la situación llegue a un punto de no retorno, ya que si se desencadena una guerra en la península coreana, la responsabilidad histórica recaerá en todos.

Estos fuertes comentarios por parte de Corea del Norte se produjeron horas después de que NBC informó que altos funcionarios de inteligencia de Washington informaron que el presidente Trump se prepara para lanzar un ataque preventivo contra el régimen de Kim Jong-un.

Pero la Casa Blanca sabe que atacar a Corea del Norte es "mucho más complicado" que atacar a Siria, en palabras de una segunda fuente oficial.

Por su parte Rusia dijo también estar "muy preocupada" por el aumento de tensión en la región y pidió "moderación" a ambos países. "No es la RDPC, sino Estados Unidos y Trump quienes generan problemas", dijo Han.

Señaló que "últimamente se agudizaron las discrepancias entre EEUU, Corea del Sur y Corea del Norte, es una situación peligrosa que requiere nuestra atención".

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, viajará a Corea del Sur el domingo para demostrar el apoyo de su país a su aliado Corea del Sur.

La advertencia de EE.UU. a Pyongyang pudo haberse repetido ayer jueves, cuandoWashington usó por primera vez en un conflicto la mayor bomba no-nuclear, la llamada "Madre de todas las bombas", para destruir instalaciones del grupo terrorista Estado Islámico en Afganistán.