Miércoles, 20 Junio, 2018

Corea del Norte no tendrá piedad ante provocación de EU

Rusia no descarta nuevas provocaciones de Pyongyang Corea del Norte promete "destrozar sin piedad" a EE.UU. si este ataca primero
Eleena Tovar | 15 Abril, 2017, 08:56

Corea del Norte ha celebrado este sábado un enorme desfile militar para conmemorar el 105º aniversario del nacimiento del difunto fundador, Kim Il-sung, en medio de las crecientes tensiones en la península coreana debido a su programa nuclear y de misiles. Pekín también dijo esta semana que "reaccionará con firmeza" en caso de nuevas pruebas y el periódico Global Times, considerado cercano al poder, aseguró que China podría apoyar nuevas sanciones de la ONU contra Corea del Norte, incluyendo la limitación de exportaciones de petróleo hacia el país.

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

La agencia estatal norcoreana KCNA ha informado citando a fuentes militares del país asiático que Pionyang "destrozará sin piedad" a EE.UU.si EE.UU. les ataca.

La preocupación de China ha aumentado desde que Estados Unidos ordenó bombardear con misiles Tomahawk contra una base área siria en respuesta a un ataque mortal con gas.

El presidente estadounidense Donald Trump prometió el jueves que se encargaría del "problema" norcoreano y anunció el envío a la península norcoreana del portaviones Carl Vinson, escoltado por tres navíos lanzamisiles.

El cruce de amenazas subió la temperatura al rojo vivo entre Estados Unidos y Corea del Norte y llevó a China -tradicional aliado de Pyongyang pero opuesto a su programa nuclear-, a decir a través de su cancillería que "un conflicto podría estallar en cualquier momento".

Por otro lado, el jefe de la diplomacia china, Wang Yi advirtió que quién provoque un conflicto deberá asumir las responsabilidades. Trump habló también del envío de una "armada" que incluiría submarinos. "Llamamos a todos los países a mostrar contención, y advertimos a todos los países contra cualquier acción que pueda suponer un paso provocativo", dijo el portavoz.

Altos funcionarios de inteligencia dijeron a NBC News, que Estados Unidos había colocado a un par de sus portaaviones a una distancia perfecta para lanzar un ataque al sitio de pruebas nucleares norcoreano. "Una es la posibilidad de que Corea del Norte lleve a cabo su sexta prueba nuclear, y la otra es un ataque preventivo estadounidense hacia la península coreana", dijo. Indicó que Corea del Norte seguirá creando su arsenal nuclear en "calidad y cantidad" y subrayó que las autoridades norcoreanas están listas para irse a la guerra, si eso es lo que Trump desea.

Se espera que la relaciones entre China y Estados Unidos, luego de la visita de Xi Jinping a territorio estadounidense la semana pasada, arrojen su frutos y sirvan para calmar los ánimos en algo tan catastrófico como sería un guerra entre Estados Unidos y Corea del Norte.