Sábado, 17 Febrero, 2018

Frustran ataques contra embajadas de EU y Reino Unido en Nigeria

Denuncia Unicef uso de niños en ataques suicidas por Boko Haram Mueren 50 terroristas de Boko Haram en enfrentamientos con Ejército de Níger
Manuel Armenta | 15 Abril, 2017, 08:44

Los nigerianos se movilizan este viernes en varias ciudades de ese país para recordar a las casi 200 niñas que fueron secuestradas hace tres años en la ciudad de Chibok (noroeste) por el grupo extremista Boko Haram.

La cifra se triplicó en el primer trimestre del año en comparación al mismo periodo del año anterior, hasta llegar a 27.

- En los últimos tres años ha aumentado de forma considerable el uso de niños para cometer actos terroristas en el mundo, como los 117 infantes en la cuenca del lago Chad, destaca un informe de UNICEF.

La Directora de África Occidental y Central de UNICEF, Marie-Pierre Poirier hizo la evaluación: "En los primeros tres meses del año en la zona el número de niños utilizados en los atentados de kamikaze, es casi igual con los que se utilizaron en el total del año pasado".

Además de repudiar esta práctica de Boko Haram, la agencia de la ONU alertó sobre sus consecuencias, como el incremento de los controles de seguridad a los niños en los puntos de control.

Algunos de los infantes son drogados y obligados a participar en los ataques suicidas de la milicia islamista Boko Haram, que no da tregua a la población civil en su intento de instaurar el Estado Islámico en Nigeria.

"Boko Haram sigue raptando mujeres, niñas y también chicos jóvenes, niños, para hacerles pasar los peores de los suplicios: son violados, golpeados y forzados a cometer atentados suicidas", denuncia Makmid Kamara, representante de Amnistía Internacional para Nigeria.

En una declaración conjunta, instaron a las autoridades de Nigeria a adoptar las medidas necesarias para el regreso a casa de las alumnas que los extremistas secuestraron el 14 de abril de 2014 en una escuela secundaria de esa localidad, ubicada en el nororiente del país africano. Según datos de Naciones Unidas, alrededor de 2,7 millones de personas de la región huyeron de sus hogares a causa de Boko Haram.