Lunes, 22 May, 2017

EU no debería meterse con nosotros: Corea del Norte

La paciencia de EE.UU. Imágenes inusuales: ¿cómo es la vida cotidiana de los ciudadanos norcoreanos?
Ramiro Mantilla | 21 Abril, 2017, 16:57

Pence, por su parte, destacó ante Abe que "valora la situación complicada que viven los japoneses antes las crecientes provocaciones" de Pyongyang, y afirmó que Washington está "al cien por cien" con su aliado.

En lo que respecta a Corea del Norte, Trump dijo que EE. UU.

El embajador norcoreano, leyendo un comunicado, les dijo a los reporteros que EE.UU. estaba "alterando la paz mundial y la estabilidad insistiendo en una lógica de gángsters que es la invasión de un Estado soberano es 'decisivo y proporcionado' y contribuye a 'defender' el orden internacional en su intención de aplicarla a la península coreana también".

Corea del Norte había respondido con sus propias advertencias belicosas, amenazando con efectuar pruebas semanales de misiles. UU. está considerando volver a poner a Corea del Norte en la lista de los países patrocinadores del terrorismo. Ya sabes, técnicamente pueden.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo que EE.

Ahora, mientras el mundo contempla la posibilidad de otra guerra en la península coreana, el peligro es que los gobiernos de EUA y Corea del Norte vuelvan a calcular mal e inicien un conflicto. El país, en el cual el estado ejerce algún grado de control en casi todo aspecto de la sociedad, ha proliferado estas afirmaciones por más de un siglo en sus varios canales mediáticos administrados por el gobierno. Queremos ver como Corea del Norte abandona su imprudente camino en el desarrollo de armas nucleares. Trump dijo que el ataque estaba justificado por las afirmaciones estadounidenses de que el presidente sirio, Bashar al-Assad, llevó a cabo un ataque con armas químicas contra civiles pocos días antes. "Parte de ese ataque será un ataque con artillería contra Seúl. Cuán amplio sería, esa es una buena pregunta".

El vicepresidente estadunidense reiteró que tras años en los que Corea del Norte probó a Washington y a sus vecinos en el este de Asia con sus ambiciones nucleares, "la era de la paciencia estratégica se acabó". Según reportes norteamericanos, el régimen contaría con al menos mil misiles balísticos con capacidad para alcanzar a sus objetivos más inmediatos: Corea del Sur y Japón. En cuanto se lance el primer misil, por cualquiera de los dos bandos, parece cada vez más improbable que sea el último, según Joel Wit, experto en Corea del Norte y cofundador del grupo de monitoreo 38 North. Mira lo que se ha hecho durante años con el presidente Obama. Asimismo, Han Song Ryol ha apuntado que "si EE.UU. planea un ataque militar contra nosotros, reaccionaremos con un ataque nuclear preventivo a nuestra manera y con nuestro estilo".