Jueves, 13 Diciembre, 2018

Portaaviones de EU llegará a península coreana a fin de mes

Desfile militar en Corea del Norte el 15 de abril de 2017 Mike Pence reafirma la fortaleza de la alianza entre Washington y Tokio
Manuel Armenta | 22 Abril, 2017, 09:59

El Pentágono atribuyó a un malentendido que se diera por hecho que el Carl Vinson, que va acompañado con dos destructores, y que ayer aún se encontraba en el Océano Índico, no en el Pacífico, iba a salir directamente desde Singapur hacia la Península de Corea. El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, señaló en su momento que el portaviones será parte de la "garantía de apoyo" estadounidense a los "aliados en el Pacífico Noroccidental".

Washington anunció hace dos semanas que había ordenado desplegar el portaaviones en la península de Corea, medida que se interpretó como una advertencia ante los desarrollos armamentísticos de Pyongyang, aunque la flota participó primero en unos ejercicios con Australia y actualmente se encuentra de camino a la región. Una foto de la Marina mostraba al 'Vinson' frente a la isla indonesia de Java durante el fin de semana.

El pasado 11 de abril, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que estaban "enviando una armada".

La ruta del portaaviones estaba siendo analizada con lupa, después de que la Administración del presidente Donald Trump asegurara el 9 de abril que se dirigía a aguas cerca de Corea del Norte para demostrar su compromiso con la seguridad en Ia región. "Van a zarpar hacia el norte a través del mar de Japón en las próximas 24 horas", dijo el oficial, que solicitó mantener el anonimato. "Anunciamos que irá y llegará a la Península de Corea", reiteró hoy Spicer, que no quiso contestar por qué se alimentó la idea de que el portaaviones se dirigía hacia Corea del Norte de manera inmediata, cuando en realidad tomaba rumbo sur.

Las declaraciones tienen lugar después de que Corea del Norte revelara su nuevo misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés) en el desfile militar celebrado el pasado sábado en conmemoración del 105 cumpleaños del difunto fundador del país comunista, Kim Il-sung, y ante la posible sexta prueba nuclear a tiempo del 85 aniversario de la fundación del Ejército Popular Norcoreano, el día 25.