Martes, 18 Diciembre, 2018

Crece la tensión: Corea del Norte no descarta una "guerra total"

U.S. Vice President Mike Pence speaks during a meeting with U.S. and South Korean soldiers at Camp Bonifas near the truce village of Panmunjom in Paju South Korea Japón protesta tras el lanzamiento de misil de Corea del Norte
Eleena Tovar | 23 Abril, 2017, 03:02

El mencionado asesor estadounidense dijo que Washington dispone "de una gama de opciones tanto militares como diplomáticas y de otro tipo" para lidiar con los avances armamentísticos norcoreanos y aseguró que de momento no Estados Unidos.no baraja reintroducir armas atómicas en Corea del Sur, de donde las retiró en 1991. "La provocación de esta mañana del Norte es simplemente el último recordatorio de los riesgos que encara cada uno de ustedes cada día", dijo Pence ante un grupo de militares estadounidenses durante una cena celebrada con motivo del domingo de Pascua en la céntrica base militar de Yongsan, en la capital surcoreana, según la agencia de noticias EFE.

En el mismo contexto, señaló que EEUU continuará en contacto con Seúl para "consultar todas las decisiones", ante la inquietud en Corea del Sur sobre la posibilidad de que Washington decidiera unilateralmente emprender un ataque preventivo contra Corea del Norte.

- La era de la "paciencia estratégica" llegó a su fin, advirtió hoy a Corea del Norte el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

El sábado, Corea del Norte mostró sus capacidades de misiles en un gran desfile militar conmemorativo del 105 aniversario del nacimiento del presidente fundador de la nación, Kim Il-sung.

La Cancillería norcoreana subraya que el reciente lanzamiento de un misil por parte de su país es un proceso ordinario y, no tiene nada de sorprendente.

"Es probable que este lanzamiento sea una prueba para un nuevo tipo de misil o para una actualización así que hay muchas posibilidades de que haya más provocaciones en el futuro próximo", explicó Kim Dong-Yub, experto militar del Instituto de Estudios del Lejano Oriente de la Universidad de Kyungnam, en Seúl.

Pyongyang ha sido objeto de varias resoluciones de la ONU que buscan impedir que se dote de una tecnología nuclear y balística.

Poco antes de que el Air Force Two tocara tierra, Corea del Norte trató de lanzar sin éxito desde la localidad de Sinpo (este del país) un misil balístico que aparentemente estalló poco después de ser disparado.

Anteriormente, Trump había anunciado el envío de un portaaviones escoltado por tres navíos lanzamisiles hacia la península coreana, y después aludió a una armada con submarinos.

Kim no habló durante el acto del "Día del Sol", pero el vicepresidente de la Comisión de Asuntos de Estado y el segundo en la jerarquía del país, Choe Ryong Hae, pronunció un discurso desafiante en el que advirtió que el país está listo para reaccionar a cualquier provocación.

La Casa Blanca dijo hoy que el presidente Donald Trump no telegrafiará su estrategia frente a Corea del Norte ni trazará líneas rojas como la administración anterior, debido al fracaso de esa estrategia.