Miércoles, 19 Diciembre, 2018

Corea del Norte amenaza con "reducir a cenizas a EEUU"

Japón difunde recomendaciones para sus ciudadanos ante posible ataque de misil norcoreano Australia responde a las amenazas de Corea del Norte de lanzarles un ataque nuclear
Ramiro Mantilla | 25 Abril, 2017, 18:25

En medio de la tensión creciente entre Corea del Norte y Estados Unidos, el vicepresidente norteamericano Mike Pence comentó que el portaviones Carl Vinson y su flota llegarán al mar de Japón en cuestión de días.

Después de salir de Japón este miércoles, el viaje de Pence por la región de Asia-Pacífico seguirá con su visita a Indonesia y Australia, país desde el cual emprenderá su retorno a Estados Unidos.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, agradeció al vicepresidente por este compromiso "muy importante".

El acuerdo había sido negociado en noviembre del año pasado por el entonces presidente Barack Obama para recibir un número no determinado de los 1.600 inmigrantes presentes en los campamentos de la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea, Nauru, una minúscula isla del Pacífico.

El anuncio de Pence se produce después de que la tensión de EU con Corea del Norte aumentara debido a los últimos ensayos balísticos de Pyongyang, que han motivado el envío del portaaviones de propulsión nuclear Carl Vinson y su grupo de ataque, que llegará a fines de este mes a la zona.

El encargado de realizar esta fuerte amenaza fue el agregado de Defensa de la Embajada de Corea del Norte en Rusia, quien afirmó que "si cometen una provocación imprudente, las fuerzas revolucionarias coreanas realizarán un golpe devastador".

En este sentido imágenes tomadas recientemente por satélites reflejaron un incremento de la actividad en su base de pruebas nucleares de Punggye-ri, lo que apunta a que podrían estar preparando su sexta prueba nuclear subterránea.

Un avión de combate F-18 se estrelló cuando realizaba un aterrizaje en el portaaviones USS Carl Vinson, enviado por Estados Unidos a la Península Coreana.

Pese a que el presidente Donald Trump, cuando era candidato, contempló la necesidad de negociar con el régimen de Pionyang, todo cambió después del lanzamiento de un misil el 5 de abril.

Un responsable norcoreano advirtió que Pyongyang no tenía intenciones de reducir su programa de misiles, prometiendo hacer pruebas semanales y amenazando con una "guerra total" si Estados Unidos emprendía la menor acción en su contra.

Tillerson presidirá el vienes una reunión del CSNU sobre Corea del Norte para discutir la forma en la que el consejo puede afrontar mejor los programas nucleares y de misiles del régimen norcoreano.