Sábado, 16 Diciembre, 2017

Republicanos dejan fuera del presupuesto al muro de Trump

A punto de cumplir 100 días. Donald Trump es el presidente peor valorado Presidente Trump arremete contra sondeos que muestran una baja aprobación de su gestión
Manuel Armenta | 26 Abril, 2017, 12:36

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, comentó el lunes que las negociaciones para el proyecto de ley de gastos estaban avanzando por buen camino hasta que la Casa Blanca exigió financiamiento para el muro que separa Estados Unidos de México como parte del proyecto de ley de gastos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece retractarse de su exigencia de que el financiamiento del muro fronterizo sea incluido en un proyecto presupuestario que evitaría una parálisis en las operaciones del gobierno al final de la semana.

Los planes del mandatario para iniciar de inmediato la construcción del muro sufrieron un revés, ante reportes de prensa de que la propuesta republicana de presupuesto suplementario dejó fuera el pedido de recursos para este proyecto, luego que la minoría demócrata advirtió que lo bloquearía.

El coste estimado de la construcción del muro, una de las principales promesas de campaña de Trump, ha pasado de los 8.000 millones de dólares calculados inicialmente por el magnate a 21.600 millones, según las últimas cifras del Departamento de Seguridad Nacional. Una investigación del Wall Street Journal la semana pasada descubrió que ni un solo legislador federal de ambos partidos que representan distritos fronterizos apoya el proyecto del muro.

"Catorce mil millones de dólares servirían de mucho para construir un muro que mantenga a los estadounidenses seguros y que impida el flujo ilegal de drogas, armas e individuos cruzando la frontera sur", dijo Cruz hoy al presentar la iniciativa durante el debate de la ley de gastos.

Por ahora, según diversas fuentes legislativas, el asunto se abordará en la medida de egresos federales bajo una categoría más general de fondos para la "seguridad fronteriza".

Revés judicial. La segunda humillación para Trump llegó poco después, cuando un juez federal de San Francisco bloqueó la orden ejecutiva destinada a negar fondos a las "ciudades santuario", aquellas que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes. "Eso es lo que quieren", afirmó por su parte el Fiscal General, Jeff Sessions, en la red de televisión ABC.

Si no hay acuerdo, el gobierno corre el riesgo de quedar paralizado el próximo sábado, cuando se cumplen los primeros 100 días de la gestión del magnate, lo que ocasionaría el cierre de facto de las agencias gubernamentales.

Según el análisis del Banco Base, al inicio de la semana la administración de Trump impulsó impuestos a las importaciones de madera de Canadá, los cuales también serán aplicados de manera retroactiva para las importaciones de los últimos 90 días.