Martes, 18 Setiembre, 2018

Pami discute un nuevo convenio con laboratorios y farmacéuticos piden participar

Pami discute un nuevo convenio con laboratorios y farmacéuticos piden participar Los farmacéuticos piden al PAMI incoroprar genéricos
Cris De Lacerda | 06 May, 2017, 04:02

Las tres cámaras de la industria farmacéutica recibieron telegramas de "rescisión" del acuerdo que el PAMI firmó hace 90 días.

La polifarmacia -consumo simultáneo de 5 o más medicamentos- causa 2 millones de consultas médicas, 200 mil hospitalizaciones y 20 mil muertes anuales en Argentina. "En una obra social sindical el gasto en medicamentos representa el 18% y en una prepaga el 21%: El PAMI debería estar en 25% pero está en 32%", confió a Clarín una fuente oficial. "La solución es que además de dispensar la medicación, el farmacéutico organice los días y horarios en que debe consumirse, para evitar superposición y duplicación de efectos, por eso el contrato debe hacerse directamente con los prestadores" afirmó Peretta. "Fue el mismo gobierno, no fueron marcianos", dicen y plantean que en la reunión que tuvieron Cassinotti les adelantó que habría cambios pero no que anularía el convenio. En lucha por mantener la caja monumental de 34 mil millones de pesos, dispararon que fue la cuarta renegociación en un año y medio de gobierno y agregaron que "quieren disfrazar que buscan hacer un ajuste".

Mediante la publicación de una carta documento, PAMI rescindió el convenio con la industria farmacéutica y generó un descontentó generalizado en el sector profesional, que se siente rehén de una puja entre la obra social y los laboratorios.

La semana pasada, el diputado peronista Rodolfo Tahilade llevó el asunto a los tribunales y tiró sobre la mesa la presunta intervención de Mario Quintana, el otro vicejefe de Peña en las decisiones del PAMI. Tahilade aseguró que Quintana, quien presidió Farmacity, tiene intereses en el negocio de los medicamentos y que arrastra, de sus tiempos como director ejecutivo, una malquerencia con los laboratorios. Desde la industria de los medicamentos adviertieron que en la renegociación el PAMI querrá sumar a las farmacias.

Con la receta electrónica y la firma digital de los profesionales se termina la corrupción, y con un convenio directo con los prestadores farmacéuticos se acaban los intermediarios que encarecen lo que PAMI paga por los medicamentos que toman los jubilados. Ahora quieren que las farmacias se integren, pero se trata de una jugada complicada.

Según los datos que mostró Cassinotti, en 2016 el gasto se mantuvo estable en los 2.300 millones por mes.

Por su parte, Cassinotti avisó que el PAMI tiene un déficit de 900 millones mensuales y tiene el objetivo de reducirlo. Esta semana mandó a sondear a las tres cámaras -CAEME, CILFA y Cooperala- para armar una reunión.

La finalización del vínculo fue establecida para el 31 de mayo de 2017, y el nuevo titular podría solicitar a las cámaras que dejen de entregarse "primeras marcas" y se reemplacen por otras (no genéricos) que son más baratas.