Martes, 20 Noviembre, 2018

Planea CIA asesinar a Kim Jong-un con nanotecnología, acusa Pyongyang

Se necesitan acciones responsables para garantizar la paz en la península de Corea Se necesitan acciones responsables para garantizar la paz en la península de Corea
Cris De Lacerda | 06 May, 2017, 09:23

La denuncia del Ministerio de Seguridad Estatal afirma que un grupo terrorista, apoyado por la CIA estadounidense y la agencia de inteligencia de Corea del Sur entró al país para atacar al mandatario con una sustancia bioquímica.

"Los demonios asesinos" del NIS, quienes conspiraron con la CIA, "corrompieron y sobornaron en junio de 2014 a un ciudadano de la RPDC de nombre Kim, en ese entonces trabajador de la industria maderera, en el Territorio Khabarovsk de Rusia".

El plan fue finalmente desarticulado, pero el comunicado no provee más detalles acerca de cómo se llegó a desbaratar el complot, ni qué fue del destino del supuesto espía encargado de la tarea.

La Cámara Baja estadounidense aprobó ayer una ley que confiere mayor poder al presidente de ese país, Donald Trump, para imponer sanciones a Corea del Norte y a las empresas de cualquier país que vendan a este país materiales que le permitan avanzar en su programa nuclear y de misiles.

"Le dijeron que el asesinato era usando sustancias bioquímicas, incluyendo sustancias radioactivas y nano-venenosas, es el mejor método que no requiere acceso al blanco, sus resultados letales aparecerán tras seis o 12 meses", dice el comunicado.

Estados Unidos envió un buque de guerra a la región e instaló un controvertido sistema de defensa antimisiles en Corea del Sur.

El medio hermano de Kim Jong-un fue envenenado con el agente nervioso VX en el aeropuerto de Kuala Lumpur, Malasia, y murió camino al hospital.

De acuerdo con las investigaciones EEUU y Corea del Sur querían asesinar al líder norcoreano durante los actos en marzo en el Palacio del Sol (donde están embalsamados su abuelo y su padre, Kim Il-sung y Kim Jong-il) y en el desfile militar que celebraba el natalicio de su abuelo.

Sin embargo, semejante operación parece muy difícil de preparar y ejecutar, ya que el dirigente norcoreano está siempre rodeado de extremas medidas de seguridad. "Vamos a rastrear y destruir sin piedad hasta el último terrorista de la CIA" y la inteligencia de Seúl, señaló.

Según los analistas, estas acusaciones podrían ser un intento preventivo de disuadir a Washington de llevar a cabo un ataque quirúrgico contra la dirección norcoreana. Pruebe un poco más tarde.