Viernes, 24 Noviembre, 2017

Revelan los secretos contados por los pastorcitos [FOTOS — Virgen de Fátima

Papa Francisco llegó a Portugal Francisco recorre las calles de Fátima en el "papamóvil" hacia el Santuario
Eleena Tovar | 14 May, 2017, 14:03

Los niños que murieron de gripe española (broncopulmonía), a los nueve y diez años de edad se convierten en los santos más jóvenes de la iglesia católica que no murieron en martirio. Los cientos de miles de fieles congregados en la explanada recibieron esta proclamación con un fuerte aplauso. Este consistió en la curación de un niño brasileño, Luca Baptista, que sufrió una grave lesión cerebral al caer por una ventana en marzo de 2013, cuando tenía cinco años, según consignó la agencia EFE.

Sus padres, João Baptista y Lucila Yuri, procedentes del municipio de Juranda, en el estado de Paraná, rezaron a los pastorcillos de Fátima y el niño se recuperó de una "manera inexplicable para la ciencia".

Hoy esta familia llevará las ofrendas en la misa que celebrará Francisco en Fátima, tras la cual las dos reliquias dejarán el altar siguiendo la procesión con la imagen de Fátima hasta la capilla de las apariciones, donde quedarán expuestas durante todo el día.

Durante la ceremonia, desarrollada en Fátima, el Sumo Pontífice suplicó "esperanza y paz por la humanidad". "Gracias por haberme acompañado".

Durante su homilía, el Papa aseguró que María, "previendo y advirtiéndonos sobre el peligro del infierno" al que lleva una vida sin Dios, se apareció en Fátima a tres pastorcitos para "recordarnos la Luz de Dios que mora en nosotros y nos cubre".

"Queridos Peregrinos, tenemos una Madre".

Finalmente, Francisco pidió que "con la protección de María, seamos en el mundo centinelas que sepan contemplar el verdadero rostro de Jesús Salvador, que brilla en la Pascua, y descubramos de nuevo el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es misionera, acogedora, libre, fiel, pobre de medios y rica de amor".

A la misa acudieron además de las autoridades portuguesas, los Jefes de Estado de Paraguay, Horacio Cartes, y de Santo Tomé y Príncipe, Evaristo do Espírito Santo Carvalho.

El Pontífice viajará por apenas 24 horas, pasando apenas por la ciudad donde vivieron los dos niños portugueses.