Lunes, 28 May, 2018

River le ganó a Boca y dejó en silencio La Bombonera

El Muñeco saluda a los hinchas El Muñeco saluda a los hinchas
Montrelle Montesinos | 15 May, 2017, 20:25

River ganó con firmeza en la cancha de Boca y se ilusiona con el título del torneo local, ya que aún tiene un partido pendiente contra Atlético Tucumán.

El Superclásico en La Bombonera duró apenas tres minutos para Milton Casco, el lateral izquierdo de River que debió ser reemplazado por lesión. "Lo empatamos a lo Boca" se ilusionó un fanático en la platea, pero no era la tarde xeneize y River en la soledad de un estadio cubierto de azul y oro se dio un gran gusto.

El equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto, que en la fecha pasada igualó sin goles en La Plata con Estudiantes, es consciente de la importancia del partido ya que después del superclásico quedarán seis fechas para el final del torneo, y así como una victoria suele potenciar, una derrota siempre deja secuelas que podían incidir de forma negativa en la recta final.

Lejos de ajustar las marcas, la defensa de Boca se veía demasiado frágil y River impactó con el primer gol, en centro desde la derecha en el que Peruzzi no despejó y Martínez, antes de que la pelota llegara al piso, metió un zurdazo potente, inatajable, para el 1-0.

Fue temprano, a los 14 minutos, que través de un centro de Moreira y una tremenda volea del Pity Martínez River puso el 1-0.

"Siempre quise vivir un Superclásico y la invitación de Guillermo no la pude resistir", soltó Jürgen Klinsmann, ex delantero alemán que fue campeón del mundo (1990) y que hoy es entrenador.

Barros Schelotto pareció molestarse ante algunas preguntas y, por caso, manifestó "Boca lleva tres (puntos) de ventaja y, si nosotros estamos "mal, los otros 29 qué hacen".

Asimismo, asumió que "no poder ganar el clásico duele" pero miró para adelante y sentenció que "hay que ganar el domingo" contra Newell's.

Ya con el tiempo cumplido, hubo algunos empujones e insultos entre los jugadores de ambos equipos. En menos de 20 minutos, tanto Boca como River tuvieron que hacer una variante por lesiones sufridas por uno de sus jugadores. Ante la baja del defensor, Gallardo decidió reemplazarlo por Camilo Mayada. Walter Bou por Centurión (B); 19m. Hoy, la realidad lo muestra mejor parado en la cancha a River, y en la tabla a Boca. Con respecto al gol de Boca, Batalla explicó: "Fernando (Gago) es un gran pegador, la pelota tomó un efecto raro y no pude alcanzarla”". Las dos primeras buenas oportunidades con que contó el puntero tras la reanudación fueron derivaciones de fallas en la salida de River: en la primera, Darío Benedetto eludió bien la salida de Batalla pero cuando quiso definir, desde la izquierda, apareció Martínez Quarta para salvar. El conjunto de Marcelo Gallardo venció al líder del certamen y se colocó a cuatro puntos de la cima, con un partido menos.