Lunes, 22 May, 2017

Los legisladores se metieron en el escándalo Trump-FBI

Trump amenaza al exdirector del FBI para que guarde silencio Presidente Trump exige silencio
Tobias Pedroso | 19 May, 2017, 23:45

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca reaccionó asimismo a las declaraciones de Trump, al sostener en un comunicado que "las conferencias de prensa de la Casa Blanca" son vitales "para que los periodistas hagan preguntas a funcionarios en los niveles más altos del Gobierno" estadounidense.

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió al exdirector del FBI James Comey que no hable con los medios y sugirió que podría haber grabaciones de las conversaciones entre ambos que contradirían lo que diga.

Trump hizo campaña con la promesa de derogar y reemplazar el "Obamacare" y reformar la legislación impositiva.

"Si hay alguna grabación de esta conversación, debe ser entregada", dijo Graham al programa "Meet the Press" del canal de televisión NBC.

La amenaza encubierta probablemente avivará la conmoción política en Washington que comenzó con el abrupto despido de Comey el martes. Trump ha recibido duras críticas por despedir al jefe del FBI en momentos en que la agencia federal investiga una supuesta intromisión rusa en la elección presidencial del 2016 y su posible colusión con el equipo de campaña del magnate.

El representante por Texas añadió a su argumento el tuit en el que advertía al ex director del FBI de que "mejor no hubiera grabaciones" de sus conversaciones.

Los demócratas han acusado a Trump de tratar de impedir la pesquisa del FBI y pidieron algún tipo de investigación independiente del tema. "En este caso particular, tienen que ir más allá de las expectativas y nombrar a alguien que llegue sabiendo absolutamente con cada célula de su cuerpo que esta persona será alguien que va a manejar el FBI en forma no partidista", dijo el senador Corker.

Según funcionarios gubernamentales, Rosenstein amenazó con dimitir después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido de Comey, y pidió a la Casa Blanca que se corrija, mientras que Trump ha rechazado la versión oficial de la mala gestión del caso de Clinton y ha reiterado que la investigación de Rusia, que Comey lideraba, debería dejarse de lado.

La Asociación de Agentes del FBI, que asegura tener como miembros a 13.000 agentes activos y retirados, ha apoyado esta misma jornada a otro candidato: el exlegislador Mike Rogers, que fue también agente del FBI.