Martes, 17 Octubre, 2017

16 años de prisión para el asesino de un hincha de Boca

Condena de 16 años para el hombre que asesinó al hincha de Boca por gritar un gol 16 años de prisión para el asesino de un hincha de Boca
Eleena Tovar | 20 May, 2017, 03:12

El acusado de apuñalar a un joven en el barrio porteño de San Telmo por gritar un gol de Boca fue condenado hoy a la pena de 16 años de prisión bajo el cargo de "homicidio simple".

En su última intervención durante el juicio, Olivera había pedido perdón en su defensa ante el Tribunal Oral en lo Criminal 28.

Se trata de una condena alejada de lo que había pedido la familia y la querella, de una prisión perpetua, al entender que hubo un homicidio con alevosía.

En ese impás, Marcelo Cicchino, padre de Eduardo, dijo a Télam que esperaba que el fallo fuera "ejemplar", para "reflexionar en sociedad sobre estos casos de violencia por la violencia misma".

Notablemente alterada y desconsolada por la pena impuesta, la mujer buscó abalanzarse sobre el acusado, pero fue contenida por familiares y policías que la llevaron hacia afuera de la sala, mientras gritaba "asesino, hijo de puta, me mataste a mi hijo, lo mataste porque se te ocurrió", ante la mirada impasible de Olivera. "Mi hijo no tuvo la oportunidad de ver el arma ni de alejarse y no pelear".

"En el edificio de Tribunales se reunieron unos 50 familiares y amigos de Cicchino, quienes esperaron la resolución del caso mostrando carteles y broches con la foto de Eduardo y las inscripciones "#PerpetuaParaOlivera" y "#JusticiaPorEdu", acompañados por miembros de la agrupación Usina de Justicia.

La víctima y dos amigos miraban el partido cuando Olivera comenzó a hacer comentarios contra ellos y luego empezó a insultarlos: "Bosteros de mierda, los voy a matar". La víctima murió 13 días después del ataque en mayo de 2016.

Cuando el partido terminó, los tres amigos salieron del bar, Olivera los siguió y, en medio de una cantidad de insultos sacó de entre sus ropas un cuchillo y le pegó un puntazo en el pecho a Eduardo.