Lunes, 10 Diciembre, 2018

Canciller arribó a Barbados para participar en la cumbre de Caricom

Sarah Flood-Beaubrun Sarah Flood-Beaubrun
Eleena Tovar | 20 May, 2017, 05:47

"Estos valores y principios se consideran de suma importancia cuando se abordaban situaciones de preocupación internacional como es el caso de Venezuela".

"Precisaron que se es primordial construir confianza por ambas partes y así poder facilitar el diálogo y, de esta manera, el pueblo podrá vencer pacíficamente su crisis".

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró hoy que el Caribe es un "escudo de protección, frente al expansionismo imperial", en declaraciones en Barbados, donde participa en el Consejo de Relaciones Exteriores y Comunitarias (Cofcor) de la Comunidad del Caribe (Caricom).

"Caricom es profundamente respetuoso al derecho internacional, es la barrera que nos protege de la imposición de medidas unilaterales", dijo Rodríguez, y añadió que en este sentido en la jornada extraordinaria el organismo regional y Venezuela coincidieron en los principios de soberanía y autodeterminación de los pueblos.

Desde Barbados, a la salida de la reunión del Caricom, Rodríguez comentó que la delegación venezolana mostró las pruebas de la violencia desatada por la derecha, a través de bandas armadas, y del plan intervencionista aplicado por Estados Unidos.

A su vez, indicó que la respuesta fue que "Venezuela no es tema, no representa un problema para la paz y la región".

Straker, también ministro de Asuntos Exteriores de San Vicente y las Granadinas y saliente presidente de Cofcor, reafirmó que "la democracia está vigente y estable" en Venezuela, por lo que el Caricom tiene la intención de asegurarse de que siga así.

El cónclave se desarrolla en Bridgetown, una semana antes de un encuentro de cancilleres de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, Estados Unidos, en el que se analizará la situación venezolana.

En una carta dirigida a los miembros del Caricom, dijo que la supuesta conspiración es encabezada por un "reducido grupo de naciones poderosas", cuyo objetivo es "debilitar la fortaleza colectiva" del bloque.