Miércoles, 20 Setiembre, 2017

Dilma y Lula cada vez más complicados

Michel Temer Michel Temer
Eleena Tovar | 20 May, 2017, 12:44

El empresario dijo que incluso durante el proceso de impeachment contra la presidenta constitucional Rousseff, Temer le solicitó un aporte de 300 mil reales (más de 85 mil dólares) para gastos de marketing político en internet, pues estaba siendo duramente atacado en el ambiente virtual.

Al mismo tiempo, según documentos dados a conocer, el dueño de una importante empacadora de carne dijo a fiscales que transfirió $150 millones de dólares a cuentas en el extranjero para las campañas de los expresidentes Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva.

El mandatario de 76 años se vio "salpicado" por las declaraciones vertidas por uno de los dueños del gigante cárnico JBS, quien fue el encargado de poner en el ojo del huracán al presidente brasileño respecto al delito de sobornos.

La influencia de Batista y su compañía -mayor donante en las elecciones de 2014 con más de 130 millones de dólares- llegaría a un nivel en que el empresario habría sido alertado por el propio Temer en marzo de la inminente reducción de las tasas de interés bancario antes de que el Banco Central la ejecutara, según las revelaciones.

En relación a Lula y Rousseff, las confesiones dicen que ambos le facilitaron a JBS la obtención de multimillonarios créditos con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), entidad estatal también investigada por la trama corrupta en Petrobras.

Sao Paulo, 19 may (EFE).

Por otra parte, la fiscalía general de Brasil acusó a Temer de intentar frenar, junto al senador suspendido Aecio Neves, el avance de la Operación Lava Jato sobre sobornos en Petrobras, en un pedido de acusación enviado a la corte suprema y revelado este viernes.

El ahora presidente de Brasil y el ex candidato presidencial Aecio Neves trabajaron en conjunto para impedir el avance de dicha investigación a través de diversas medidas legislativas, además del control del nombramiento de comisarios de policía que llevaban dichas investigaciones. El presidente brasileño aseguró que comprobará su inocencia.

Este jueves, el presidente de Brasil desafió a sus críticos y dijo que no renunciará, pese a que el principal tribunal judicial del país autorizó que se lo investigue por las acusaciones de que consintió el soborno de un posible testigo en una gran pesquisa por corrupción.

Batista grabó a Temer cuando le contó que mantenía con sobornos al ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, hoy preso, a lo que el mandatario respondió, según se escucha en la grabación: "Eso tiene que continuar".