Domingo, 24 Setiembre, 2017

Empresario brasileó dice que pagó coimas a Temer, Lula y Rousseff

Manuel Armenta | 20 May, 2017, 12:51

Los audios fueron registrados por Batista y se le escucha relatando múltiples "irregularidades", según publica SoyChile.

Este jueves, en medio de fuertes presiones, Temer se dirigió a la nación y afirmó con contundencia que no renunciará al cargo y que probará su inocencia en la investigación que ha iniciado el Supremo.

Las declaraciones judiciales sostuvieron además que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva recibió 50 millones de dólares en sobornos en cuentas en el extranjero, y la exmandataria Dilma Rousseff otros 30 millones de dólares.

Según como se conoció en los testimonios, el intermediario de esas negociaciones habría sido Guido Mantega, quien fue ministro de Hacienda en los Gobiernos de Lula y Rousseff y que también ha sido acusado de ejercer ese mismo papel por la empresa Odebrecht, beneficiaria de contratos amañados con la estatal Petrobras.

Estas nuevas revelaciones podrían enredar aún más la situación jurídica de Lula, quien ya responde como reo en cinco causas penales vinculadas, en su mayoría, a hechos de corrupción asociados a la red de Petrobras, que salpica a decenas de políticos y empresarios.

Rousseff, por su parte, es objeto de un proceso penal por unos supuestos intentos de obstaculizar la acción de la Justicia en casos relacionados con la misma trama corrupta en la petrolera estatal.

Sao Paulo, 19 may (EFE).

"Se verifica que Aécio Neves, en articulación, entre otros, con el presidente Michel Temer, buscaron impedir que avancen las investigaciones de Lava Jato, sea por medio de medidas legislativas o por medio del control de nombramientos de los comisarios de la policía que conducirían las investigaciones", señala el texto al que accedió la AFP.

Estas consideraciones constan en la decisión del magistrado del Tribunal Supremo Federal Edson Fachin de abrir una investigación contra Temer (Partido del Movimiento Democrático de Brasil), Neves (Partido de la Social Democracia Brasileña) y el diputado Rodrigo Rocha Loures (PMDB), según indicó este viernes el portal de noticias G1.

Temer, de 76 años, fue señalado el miércoles por uno de los dueños de la empresa de carnes JBS.

Las denuncias dejaron a Temer en la cuerda floja, menos de un año después de haber asumido el cargo en reemplazo de la izquierdista Dilma Rousseff, destituida por el Congreso tras un juicio político (impeachment).