Sábado, 25 Noviembre, 2017

Lula Da Silva responderá sobre acusaciones en su contra ante juez

Imágenes    AFP Ampliar Imágenes AFP Ampliar
Eleena Tovar | 20 May, 2017, 02:19

Grupos a favor y en contra del ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se concentraron hoy en diferentes puntos de la ciudad de Curitiba en el estado de Paraná (sur), donde el ex mandatario declarará ante el juez Sergio Moro en la causa en que es imputado en el marco de la Operación Lava Jato.

"Pero ahora, con todo lo que está ocurriendo, estoy diciendo alto y claro que voy a querer ser candidato a presidente de la república otra vez", agregó.

Con ese fallo, Lula responderá hoy mismo ante el juez federal Sergio Moro, responsable de la investigación sobre la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras, conocida como "Lava Jato", en una causa que se refiere a la supuesta "ocultación de la propiedad" de un apartamento en un balneario paulista.

Lula, líder del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), respondió durante cinco horas a las preguntas de Moro y de los investigadores de la Lava Jato sobre el caso del apartamento de Guarujá, por el que está acusado de corrupción pasiva.

Lula está acusado de haber recibido un tríplex por parte de la constructora OAS en el litoral del estado de Sao Paulo a cambio de favorecer a la empresa, así como de haber guardado en un almacén los bienes que ganó durante su presidencia. Si es condenado, y el fallo ratificado en segunda instancia, Lula deberá bajarse de la elección presidencial de 2018.

El juzgado será cercado y sólo los vecinos del barrio y los periodistas acreditados podrán acceder a los alrededores del tribunal con el fin de evitar conflictos como los vividos el año pasado, cuando Lula fue obligado a declarar por la policía en el marco del caso Petrobras.

En respuesta a la advertencia previa de Moro de que haría "preguntas difíciles", Lula comentó:"No hay preguntas difíciles, doctor, cuando alguien se dispone a contarla verdad".

La defensa de Lula intentó hasta el último momento retrasar la declaración del exmandatario, pero el Tribunal Superior de Justicia (STJ) de Brasil negó esta mañana el pedido.

El juicio se desarrollará este miércoles entre fuertes medidas de seguridad ante el temor de enfrentamientos entre simpatizantes y detractores del expresidente, quien tiene abiertos cinco procesos en su contra, la mayoría de ellos por corrupción.

El ex Presidente podría llegar a ser investigado en otros seis procesos más, según solicitó la Corte Suprema con base en las delaciones de 77 ex directivos de Odebrecht que se sumaron a un acuerdo de colaboración judicial.