Lunes, 29 May, 2017

Señala Trump cacería de brujas por caso Rusia

Presiones sobre Trump llegaron al Congreso Trump confía en salir indemne
Eleena Tovar | 20 May, 2017, 12:40

"Creo que el fiscal especial da un aire de calma y confianza quizás para el pueblo estadounidense, lo cual es increíblemente importante".

"Hay que recordar ahorita que el FBI tiene ahorita a un director del FBI interino en lo que el presidente Trump, propone un nuevo director para ser ratificado por el Senado de Estados Unidos".

Mueller, designado al cargo de director del FBI por el presidente George W. Bush, dirigió a la agencia federal del 2001 al 2013 y actuó como director de la división criminal del Departamento de Justicia, y como procurador de San Francisco.

El presidente Donald Trump negó de manera rotunda haberle pedido al entonces director del FBI James Comey que terminara la investigación sobre el ex asesor de Seguridad Nacional Mike Flynn y reafirmó que "no hubo colusión" entre su campaña y Rusia.

Un periodista lo interrogó sobre el asunto debido a un reporte publicado el martes por el diario The New York Times, según el cual Trump hizo esa solicitud a Comey en febrero pasado.

El fiscal general adjunto del país, Rod Rosenstein, anunció este miércoles el nombramiento de Muller para supervisar la pesquisa sobre la intrusión rusa y los "asuntos relacionados", en una aparente referencia a los posibles lazos entre la campaña de Trump y el Kremlin.

La conversación de la reunión del 10 de mayo, día después de que echó a Comey, refuerza según el Times la hipótesis de que Trump lo despidió primordialmente debido a la investigación que lleva adelante el FBI sobre la supuesta relación entre su comando de campaña y Rusia.

Trump ya había expresado un razonamiento similar por el despido de Comey en una entrevista por televisión, aunque la Casa Blanca ha ofrecido diversas justificaciones.

El equipo de campaña de Donald Trump mantuvo al menos 18 contactos con Rusia durante su carrera presidencial en los últimos meses de 2016, según un informe.

Incluso la página web de derecha Breitbart, cuyo ex jefe Stephen Bannon ahora trabaja como asesor de estrategia en la Casa Blanca, se refirió a la decisión como "justificable e incluso buena, aunque también inncesaria".

Entre estos hechos están las informaciones que apuntan a que el presidente discutió información confidencial sobre Estado Islámico con el canciller de Rusia. El gran aliado de Estados Unidos en la región, Israel, habría comunicado esas informaciones, que Washington no podía retransmitir a otros países.