Miércoles, 19 Diciembre, 2018

Senado advierte a Trump que nada detendrá la pesquisa rusa

¡Sin pelos en la lengua! Donald Trump tacha de Escándalo en la FBI: Trump despidió al director por su “mal trabajo”
Eleena Tovar | 20 May, 2017, 10:09

El Comité de Inteligencia llamó a declarar a puerta cerrada al cesado James Comey y exigió al antiguo consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn, que entregue todos los documentos que le vinculen con Rusia.

Al defender el despido por segunda vez en 24 horas, Trump dijo ayer en una entrevista que habría echado a Comey, al que calificó de "fanfarrón", incluso sin haber recibido una recomendación para hacerlo de parte del Departamento de Justicia, que tanto él como la Casa Blanca habían invocado como el motor de la decisión. En el entorno gubernamental, se conoce a Comey como una persona reservada, a la que no le gusta estar en el entorno personal de los presidentes a los que servía como director del FBI.

El presidente había indicado el jueves en una entrevista con la cadena NBC que había tenido dos conversaciones telefónicas y otra en una cena con Comey, durante las cuales le había preguntado si había una investigación contra él por una supuesta colusión con Rusia.

McCabe, sin embargo, dijo a los senadores que no es una práctica estándar del FBI decir a alguien si está o no siendo investigado, y agregó que no quería hacer comentarios sobre conversaciones entre Trump y el ex director del FBI. "Dije: 'De ser posible, ¿me harías saber que estoy bajo investigación?'".

"Independientemente de la recomendación, yo iba a despedir a Comey", señaló el republicano.

Hoy, Trump nuevamente dijo que las historias sobre la posible coordinación de su campaña con representantes del gobierno ruso es una invención de "medios falsos" y "una fabricación de los demócratas para excusarse por perder las elecciones".

Las explicaciones de la Casa Blanca fueron desmentidas durante todo el día de ayer.

La razón oficial del despido de Comey ofrecida por la Casa Blanca es la mala gestión que hizo de la investigación sobre el uso que hizo la demócrata Hillary Clinton, rival de Trump en las elecciones de noviembre, de servidores de correo privados para comunicaciones oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

El día de la destitución, Trump había dicho en una carta a Comey que lo despedía por recomendación del fiscal general, Jeff Sessions, y de su vice, el fiscal Rod Rosenstein, y lo mismo afirmaron el miércoles la Casa Blanca y el vicepresidente Mike Pence.

Y agregó una advertencia: la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos sigue en marcha, pese al repentino despido.

En concreto, Trump rememoró que en aquella charla preguntó hasta tres veces a Comey si estaba siendo investigado por vínculos con Rusia, y él le aseguró que no había ninguna pesquisa en curso sobre su persona.