Lunes, 29 May, 2017

Trump dijo a Rusia que despidió a director del FBI por "loco"

Trump dice que Trump: Fiscal especial “confirmará que no hubo delito”
Eleena Tovar | 20 May, 2017, 11:00

En la última semana se ha desvelado que también reveló información altamente confidencial al ministro ruso de Exteriores, Sergéi Lavrov, en una reunión que mantuvieron en la Casa Blanca, y que además pidió a Comey acabar con la investigación que pendía sobre su exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, quien tuvo que renunciar por sus vínculos con Rusia.

La portada de la revista estadounidense muestra como la característica de la arquitectura, los muros rojos y las cúpulas de los colores del palacio ruso invaden los blancos muros de la Casa Blanca como una forma de abordar el escándalo que tiene al republicano en apuros.

"Creo que es algo totalmente ridículo, todo mundo lo piensa", dijo el presidente, quien manifestó que la atención pública debería estar centrada en los retos que enfrenta Estados Unidos y las acciones que se requieren para impulsar la economía y generar empleos.

Mientras, el fiscal general adjunto de EE.UU., Rod Rosenstein, ha mantenido sesiones informativas a puerta cerrada, el jueves en el Senado y hoy con miembros de la Cámara de Representantes, sobre los detalles del despido de Comey.

Este viernes, Trump partió en una gira por Arabia Saudita, Israel y el Vaticano.

La posición de Trump contrasta de manera directa con la postura que ha tomado casi de manera unánime el Congreso, donde el nombramiento de Mueller ha sido ampliamente bien recibido tanto por demócratas como por republicanos. Y es que no satisfecho con humillar y atacar en repetidas ocasiones a las agencias de inteligencia, entre las que se cuenta el FBI, Trump también insultó al poder judicial, llamándolos incompetentes por censurar su muslim ban en dos ocasiones.

El mandatario confirmó incluso que uno de los candidatos en su lista de potenciales nominados es el exsenador independiente, Joe Lieberman, quien abandonó las filas del Partido Demócrata después de la elección presidencial del 2000.

Negó presiones al despedido director del FBI. "No, siguiente pregunta", le dijo a un periodista durante rueda de prensa con Santos en la Casa Blanca. El propio Trump ya había contradicho su explicación, diciéndoles a reporteros previamente que él ya había decidido despedir a Comey.