Martes, 18 Diciembre, 2018

Ariana Grande cancela sus conciertos hasta el 5 de junio

Ariana Grande- Atentado Manchester Máxima alerta en Gran Bretaña por el temor a otro atentado terrorista
Tobias Pedroso | 26 May, 2017, 21:19

"La decisión ha sido tomada para liberar a policías que, de otra manera, estarían atendiendo el corte de calles", señaló una portavoz del Ministerio de Defensa.

El "crítico" es el quinto y último nivel.

Tras mantener una reunión con el comité de emergencias Cobra, en el que participa la cúpula de las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia, May alertó de que el terrorista suicida, Salman Abedi, pudo contar con una red de apoyo.

Abedi tenía 22 años y había nacido en Mánchester, hijo de inmigrantes libios.

"El sospechoso de la atrocidad de la pasada noche (por el lunes) fue identificado como Salman Abedi, de 22 años", dijo Ian Hopkins, comandante de la policía de Manchester.

La cuenta de Twitter vinculada con Pep Guardiola, de 46 años, publicó un mensaje en el que condena el atentado, envía sus condolencias a "las familias y amigos de las víctimas" y muestra su dolor por lo sucedido en Manchester. La reina Isabel II de Inglaterra lo describió como un "acto de barbarie" y "Su Santidad, el papa Francisco, quedó profundamente entristecido", afirmó el Vaticano.

"Destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho".

El nivel oficial de amenaza fue elevado el martes a su nivel más alto, "crítico", lo que significa que se espera un ataque inminente.

El atentado ocurrió exactamente dos meses después del que dejó 5 muertos en Londres, cerca del Parlamento, cuando un hombre embistió con su coche a una multitud y apuñaló a un policía. El Estado Islámico (EI) se atribuyó el ataque como una venganza contra "los cruzados".

El atentado en Manchester es el más mortífero que ha sufrido el Reino Unido desde la cadena de explosiones que causaron 56 muertos -incluidos cuatro terroristas- en el metro y un autobús de Londres en julio de 2005.

Estados Unidos es uno de los socios claves de inteligencia de Gran Bretaña. El ataque del lunes dio lugar además a comparaciones con el de la sala Bataclan de París en noviembre de 2015, en el que murieron 90 personas.