Lunes, 10 Diciembre, 2018

Cámaras de seguridad captan el ingreso del terrorista a Mánchester Arena

Ecuador envía Theresa May eleva el nivel de alerta antiterrorista
Tobias Pedroso | 28 May, 2017, 12:59

El hermano y el padre del presunto autor del ataque en el Manchester Arena fueron detenidos en Libia.

Operativos policiales y registros de viviendas en Manchester permitieron obtener elementos importantes para la investigación del atentado de esta semana, durante un concierto de la cantante por norteamericana Ariana Grande en la ciudad inglesa, según informó ayer el jefe de policía local, en medio de una frenética búsqueda de posibles cómplices del británico que cometió el ataque. El jefe de la Policía de Manchester, Ian Hopkins, aseguró que las búsquedas en las residencias de los sospechosos proporcionaron "pistas muy importantes" en las pesquisas por la explosión.

Por su parte, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) se atribuyó la responsabilidad del atentado y a través de un comunicado publicado por la aplicación de mensajería Telegram, dijo haber colocado explosivos en el inmueble.

Este viernes, las autoridades británicas continúan su investigación del ataque y el examen se extiende a Europa y a Libia.

La Policía de Manchester difundió este sábado las primeras imágenes de circuito cerrado de televisión (CCTV) que muestran al atacante suicida Salman Abedi en la noche del atentado en el Manchester Arena, que dejó al menos 22 muertos y 116 heridos.

Entre las 22 víctimas hay una niña de 8 años, varias adolescentes, un joven de 28 años y una pareja polaca que había ido a buscar a sus hijas al recital.

En respuesta al aumento de la alerta, el ejército se sumará a la policía en las patrullas.

Una fuente cercana a la investigación dijo a Reuters que el foco ahora estaba puesto en saber si Abedi recibió ayuda para armar la bomba y dónde lo hizo.

El atentado de Manchester fue el más mortífero en Gran Bretaña desde julio del 2005, cuando cuatro suicidas británicos mataron a 52 personas en ataques coordinados contra la red de transporte de Londres.