Viernes, 15 Diciembre, 2017

Kevin Durant guia a los Warriors al título de la NBA

Durant fue uno de los mejores jugadores del encuentro Durant fue uno de los mejores jugadores del encuentro. | Fuente EFE
Eleena Tovar | 17 Junio, 2017, 05:38

Con actuaciones sobresalientes de sus figuras Stephen Curry y Kevin Durant en los Warriors sobrepasaron a la de LeBron James en los Cavaliers, y definieron la serie ante el delirio de la multitudinaria parcialidad de Golden State. La herida estaba abierta desde entonces, y eso es algo que hasta Durant entiende, porque había perdido por el mismo marcador una fase antes ante los Warriors con Oklahoma City. Asimismo, fue elegido como el Jugador Más Valioso (MVP) de Las Finales por la organización del torneo.

Kevin Durant, "MVP" de las Finales, se mostró sorprendido de la fanaticada, misma que le agradeció su desempeño para ganar el primer título en la carrera del jugador y quinto de la franquicia en su historia. "Por eso el triunfo ha sido de todos para completar una gran temporada".

Mientras el escolta reserva Andre Iguodala surgió de nuevo como el factor sorpresa al conseguir 20 puntos, después que Klay Thompson volvió a fallar con solo 11 tantos al fallar nueve de 13 tiros de campo.

Los dos equipos tuvieron mucha paridad en el primer cuarto al no sacarse mucha diferencia.

Luego en el cuarto cuando los Cavaliers intentaron la remontada, Durant surgió una vez más con su mejor toque de muñeca y anotó 10 puntos, incluidos un triple que sería decisivo.

Los Warriors habían ganado con una barrida por 4-0 a Washington Bullets la final de 1975 y se habían impuesto por 4-2 a su rival de anoche en 2015, con el que disputaron también la definición de la temporada anterior que se terminaron llevando los Cavaliers por 4-3.

Como locales en la Bahía de San Francisco, los Golden State Warriors se proclamaron campeones de la temporada 2016-17 de la NBA, por primera vez ante su público.

James, que en el 2012 ganó a los Thunder con Durant en sus primeras Finales de la NBA al frente de los Heat de Miami, nada más concluir el partido se fue a abrazar al alero estrella de los Warriors al que le habló permanentemente al oído. "No pude dormir durante dos días", admitió Durant.

Cuando las casas de apuestas de Las Vegas dan un amplio favorito, como sucedió con los Warriors, es muy difícil que fallen, porque nadie pone en juego tantos millones.