Lunes, 11 Diciembre, 2017

Se entregó un comisario acusado de pedir coimas a cambio de protección

Un ex jefe de la Policía Federal fue detenido por estar involucrado en corrupción dentro de la fuerza Detuvieron a un ex jefe de la Federal en la misma causa por la que está preso Potocar
Eleena Tovar | 17 Junio, 2017, 05:27

El comisario Guillermo Calviño, ex jefe de la Policía Federal en la Ciudad de Buenos Aires, fue detenido este mediodía en el marco de una causa donde es investigado por asociación ilícita.

Potocar se entregó a la Justicia el 25 de abril pasado tras ser suspendido del cargo días antes y ser involucrado en la trama a partir de documentación y un testimonio que lo señalan como uno de los destinatarios de los sobornos. En tanto, su indagatoria está prevista para el lunes próximo por la mañana como sospechoso de ser "organizador" de una asociación ilícita.

Minutos más tarde, el propio Calviño se entregó en el edificio de Tribunales, mientras Gendarmería realiza un allanamiento en su domicilio de la calle Mario Bravo. En ambos lugares, se secuestraron teléfonos celulares y documentación de interés para la causa.

En paralelo, el fiscal Campagnoli envió una orden de presentación al Ministerio de Seguridad porteño para requerir el legajo del ex comisario.

Luego, el ahora detenido fue jefe de la llamada Policía Federal de la Ciudad antes de la creación formal de la Policía de la Ciudad, en enero de este año.

Además, la detenida comisaría inspector Susana Aveni, entonces jefa de circunscripción VII y a cargo una serie de comisarías -entre ellas la 35- aportó datos que complicaron la situación de Calviño cuando fue indagada en este expediente. Está imputado en la misma causa por corrupción que encarceló al ex titular de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar.

De acuerdo a las imputaciones, también integraban tal asociación el titular de la seccional 35ta., comisario Norberto Villarreal -actualmente prófugo-, los subcomisarios Hernán Antonio Kovacevich, Marcelo Stefanetti y Alberto José Codaro -excarcelados- y los subordinados Alejandro Daniel Malfetano, Adrián Paul Otero, Sergio Gabriel Ríos y Alberto Quiroga Marciano -con prisión preventiva confirmada-. Los acusados les habrían pedido coimas de entre $ 400 y $ 500 por semana a trapitos para "dejarlos trabajar" y de $ 2 000 a comerciantes a cambio de "seguridad privada".