Sábado, 18 Agosto, 2018

FIFA anuncia que partidos de Copa Confederaciones tendrán más tiempo adicional

¡Aguas, mexicanos! FIFA no tolerará grito de Más juego y sin discriminación
Montrelle Montesinos | 18 Junio, 2017, 21:00

En el deporte los maleficios se rompen y las estadísticas están para desafiarlas, pero lo que ha ocurrido en los 25 años de historia de la Copa Confederaciones resulta como mínimo desalentador para la selecciones que participan en ella.

El entrenador Stanislav Cherchésov cuenta con un equipo con algunos veteranos y poblado de varios jóvenes.

Junto a la Copa Confederaciones, los otros torneos oficiales son el Mundial y los Juegos Olímpicos.

Para la Copa Confederaciones se construyó el Estadio Krestovski -también llamado Estadio San Petersburgo- que ofrecerá a los visitantes la oportunidad de disfrutar de una de las instalaciones deportivas más modernas y bellas del mundo.

La FIFA está decidida a actuar con todo ante las muestras de homofobia y racismo que se llegarán a suscitar en el torneo Copa Confederaciones a disputarse en Rusia. Alemania querrá defender su título de campeón del mundo; Chile llega como campeón de la Copa América 2015; Portugal, comandado por Cristiano, es el vigente gigante de la Eurocopa; Australia demostrará por qué levantó la Copa Asiática 2015; Camerún, la potencia de la Copa Africana de Naciones 2017; Nueva Zelanda como campeón de la Copa de Oceanía.

La Copa de las Confederaciones, del 17 de junio al 2 de julio, se presenta así como una especie de ensayo general de cara al Mundial en lo que se refiere a la organización del torneo, pese a que la diferencia de equipos participantes entre ambas competencias (8 por 32) y de volumen de aficionados es muy significativa. La competición arranca el sábado con el duelo entre la anfitriona Rusia y Nueva Zelanda en el nuevo estadio de San Petersburgo, una de las principales obras para el Mundial del próximo año en el país.

Hasta el momento, el jugador con mayor edad en sumar minutos en la Copa Confederaciones es el portero tunecino Ali Boumnijel, quien en 2005 estableció la marca gracias a sus 39 años y dos meses; detrás aparecen Lothar Matthäus con 38 años, cuatro meses y tres días; Ruy Ramos con 37 años, diez meses y Andrés Scotti, de 37 y cinco meses.