Viernes, 17 Agosto, 2018

Régimen de Castro le respondió a Trump y rechazó "presiones" sobre Cuba

Donald Trump cancela acuerdo de Obama sobre Cuba IIjpg Trump rompe acuerdos con Cuba
Manuel Armenta | 18 Junio, 2017, 06:54

El nuevo enfoque de Trump, que será consagrado en una nueva directiva presidencial, busca un cumplimiento más estricto de una vieja prohibición sobre los estadounidenses que viajan a Cuba como turistas, y prevenir que se usen dólares para financiar al gobierno. Trump incluso parece dispuesto a permitir que los estadunidenses traigan cigarros y ron cubanos.

Este viernes, el mandatario estadounidense anunció desde Miami un endurecimiento de la política hacia Cuba, lo cual pone un alto al esfuerzo realizado en 2014 por la Administración de Barack Obama, que tenía el objetivo de levantar el bloqueo del país isleño, y así aliviar la situación económica del pueblo cubano. Y no se va a reinstaurar la política de "pies secos, pies mojados", que garantizaba residencia a los cubanos que lograban pisar suelo estadounidense y que Obama eliminó poco antes de dejar la Casa Blanca. El mandatario incrementó las limitaciones para los estadounidenses que viajan a la isla y aumentó las restricciones a empresas que hacen negocios con las fuerzas armadas.

En la declaración Cuba subraya las virtudes del enfoque de Obama, que "había reconocido la independencia, la soberanía y la autodeterminación de Cuba y al Gobierno cubano como un interlocutor legítimo e igual, así como los beneficios que reportaría a ambos países y pueblos una relación de convivencia civilizada dentro de las grandes diferencias que existen entre los dos gobiernos".

No hubo alivio. La administración de Trump sostiene que la política de apertura de Obama no logró un alivio a "la represión en la isla".

El magnate describió las medidas como un esfuerzo para aumentar la presión para crear una "Cuba libre" después de más de medio siglo de comunismo. Cuba es el único país del mundo en el que los estadounidenses tienen prohibido hacer turismo.

El presidente justificó su decisión porque las medidas aprobadas por su antecesor en la Casa Blanca "no favorecen al pueblo cubano, sino que enriquecen al régimen".

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo ayer en Miami que es "importante" que haya libertad tanto en Cuba como en Venezuela.

Sin embargo la respuesta por parte del gobierno cubano no se hizo esperar y fue tal y como se esperaba, Raúl Castro, quien funge como presidente del Consejo de Estado de Cuba ha rechazado de manera enérgica las medidas anunciadas por Donald Trump.

"Recordamos que Cuba es Estado Parte de 44 instrumentos internacionales sobre los derechos humanos, mientras que los Estados Unidos lo es solo de 18, por lo que tenemos mucho que mostrar, opinar y defender", refiere el comunicado.

"Como hemos hecho desde el triunfo del 1ro.de enero de 1959, asumiremos cualquier riesgo y continuaremos firmes y seguros en la construcción de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible", concluyó el comunicado.

La declaración cubana también considera que Trump está otra vez "mal asesorado" en el tema, aludiendo al exilio cubano en EEUU.