Jueves, 19 Octubre, 2017

Escracharon a Germán Garavano en la ex ESMA

Un grupo de manifestantes de ATE interrumpieron un acto de ministro Garavano en la ex ESMA Un grupo de manifestantes de ATE interrumpieron un acto de ministro Garavano en la ex ESMA
Montrelle Montesinos | 19 Junio, 2017, 15:12

Garavano lideraba el acto de apertura del Eje de Derechos Humanos del programa "Justicia 2020", cuando los manifestantes que cuestionan el aumento del 20 por ciento que aceptó el gremio UPCN ingresaron al lugar.

"Esa actitud no nos representan a nosotros".

Luego de que se conocieran los incidentes en la ex ESMA que involucraron al ministro de Justicia, Germán Garavano y a Flavia Champa, secretaria del responsable del Archivo General de la Memoria, la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA) manifestó en un comunicado su repudio a los improperios racistas, xenófobos y denigrantes que vertió la funcionaria.

La situación estuvo a punto de descontrolarse cuando los efectivos ofrecieron resistencia para desalojar la sala, lo que fue evitado por Garavano y su jefe de Gabinete Martín Casares, quienes junto a otros funcionarios se interpusieron entre ambos grupos y buscaron interceder con los gremialistas. "Se les propuso trabajar la vía del diálogo para el planteo de reclamos en lugar de recurrir a esta metodología", afirmaron desde el edificio de calle Sarmiento.

El ministro encabezó una charla sobre el programa Justicia 2020 en el salón Frondizi de la ex ESMA, junto al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj y el ex ministro de Justicia del Gobierno de la Alianza y ex camarista federal Ricardo Gil Lavedra. El pedido es que estas 300 personas ganen por arriba de la línea de la pobreza (que hoy está en $14.501). El presidente, la gobernadora bonaerense y el ministro de Justicia sufrieron insultos y empujones por parte de militantes de distintos sindicatos. "Creo que por la afiliación política partidaria no puede haber otra explicación", que está vinculado con la campaña electoral, señaló Garavano en declaraciones a Radio Nacional.

"Personal de seguridad ubicado por todo el edificio intentó impedir por la fuerza el ingreso de los trabajadores y las trabajadoras, incluso golpeando a compañeras y compañeros que estaban en la entrada", aseveró un comunicado de esa organización sindical. Hoy nuevamente, los trabajadores y las trabajadoras se encuentran con que la respuesta al pedido de diálogo es la violencia. "Denunciamos que, a la violencia económica de sueldos por debajo de la línea de pobreza, se suma ahora la violencia física a trabajadores y trabajadoras en un Espacio para la Memoria", completó.