Viernes, 18 Agosto, 2017

Portugal busca controlar incendio forestal más cruento de su historia

Eleena Tovar | 19 Junio, 2017, 17:54

Un gigantesco incendio forestal causó 43 muertos y 59 heridos en la región de Leiria, en el centro de Portugal, según un nuevo balance anunciado este domingo por la mañana por el secretario de Estado de Interior, Jorge Gomes.

"Desgraciadamente el número de muertos aumentó a 57 personas", declaró emocionado Gomes, encargado de divulgar a los periodistas las sucesivas actualizaciones de las que disponen las autoridades en el lugar del suceso, el término municipal de Pedrógão Grande, en el distrito de Leiria.

Mientras, se han desplegado equipos de psicólogos para atender a los supervivientes, que se encuentran "en estado de shock" y que en muchos casos han perdido a familiares en la tragedia.

"Se quedaron atrapados en una ratonera de humo", dijo a la prensa el presidente de la Liga de los Bomberos de Portugal, Jaime Marta Soares, quien explicó que "cuando las personas entraron en esas carreteras, el incendio podría estar a kilómetros de distancia". El fuego se propagó de una forma tan rápida que no tiene explicación.

"Las previsiones meteorológicas para esta tarde son idénticas a las de ayer", cuando se declaró el fuego, dijo el primer ministro luso, António Costa, quien admitió también que "muy probablemente" el balance de víctimas aumente.

"Estamos ante la mayor tragedia de víctimas humanas" de los últimos tiempos por un siniestro de este tipo, según el jefe del Ejecutivo luso, quien subrayó la necesidad de tomar medidas para evitar que este suceso se pueda repetir.

Las altas temperaturas y el viento han dificultado las tareas de extinción del incendio, destacó el Presidente Rebelo de Sousa, antes de precisar que "no hay ni falta de competencia, ni de capacidad, ni de respuesta" ante desafíos de estas características.