Viernes, 24 Noviembre, 2017

Presidente de Colombia canceló visita a Portugal tras atentado en Bogotá

Eleena Tovar | 19 Junio, 2017, 17:27

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, condenó en una alocución presidencial de emergencia el atentado en un centro comercial de Bogotá: una explosión que dejó 3 personas muertas y 9 heridas.

Las imágenes del atentado en el exclusivo centro comercial Andino, con mujeres heridas y pidiendo auxilió trajo a la memoria a los colombianos la época de los coche-bombas y atentados contra la población civil tanto de los carteles de la droga como de las guerrillas de las FARC.

Una francesa de 23 años y dos colombianas (de 31 y 41 años) fallecieron debido a las lesiones sufridas.

Además confirmó la decisión de "ofrecer una recompensa de $100 millones de pesos, para cualquier persona que dé la información que pueda ayudar a capturar a los responsables del ataque". "Me preguntó a dónde quería ir (y le dije) vamos al centro Andino", detalló Santos, quien insistió en que "no hay ninguna posibilidad de que el terrorismo vaya a doblegar al pueblo colombiano".

El presidente también manifestó que las únicas entidades autorizadas para dar información sobre el atentado en el centro comercial son la Fiscalía y la Policía Nacional, al tiempo que hizo un llamado a la ciudadanía a no creer los rumores que circulan por las redes sociales que lo único que hacen es sembrar miedo.

El atentado ocurrió cuando las FARC (marxistas) se preparan para la tercera y última fase de la dejación de armas el 20 de junio, como parte de un histórico acuerdo de paz suscrito en noviembre con el gobierno, que busca terminar medio siglo de una conflagración interna que ha dejado al menos 260 mil muertos y 60 mil desaparecidos.

En América, diplomáticos y gobiernos rechazaron al unísono el ataque y resaltaron la importancia de los procesos de paz y de fortalecer la cooperación entre los Estados para luchar contra el terrorismo.

Sobre los posibles autores del ataque, el presidente afirmó que no hay "todavía indicios claros sobre quién pudo haber sido el responsable", pero advirtió que "caerán" al sentenciar que su Gobierno no permitirá "este tipo de ataques cobardes".

Horas después de la explosión, bares, restaurantes y discotecas de los alrededores del centro comercial estaban abiertos y algunos transeúntes se animaban a entrar, aunque la movida nocturna estaba notoriamente disminuida con respecto a lo que es habitual.

"Anoche les dije a los colombianos, a los bogotanos, que la mejor forma de responder a esos actos terroristas es llevar una vida normal, celebrar con sus familias, con sus hijos el Día del Padre y eso es lo que estamos haciendo", dijo Santos a periodistas.

Desde el centro comercial ubicado al norte de la capital colombiana, el mandatario expresó su repudio por este acto y envió un mensaje de condolencias a las familias de las víctimas mortales.