Lunes, 17 Diciembre, 2018

Primeros resultados dan la victoria al partido de Macron en legislativas

El Frente Nacional ve necesaria una Francia en vísperas de jornada decisiva de elecciones legislativas
Eleena Tovar | 19 Junio, 2017, 14:57

El líder del partido izquierdista La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, afirmó que la falta abstención en la segunda vuelta de las elecciones legislativas celebradas hoy es "una buena noticia", porque a su juicio nace de una "huelga general cívica" de los franceses.

El triunfo de La República En Marcha (LREM) "deja el camino libre para las reformas en Francia y en Europa", indicó por su parte desde esa misma red social el ministro de Asuntos Exteriores, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, ante la abultada victoria de la formación de Macron. La xenófoba Marine Le Pen será diputada por primera vez, aunque su Frente Nacional no logró los 15 escaños necesarios para conformar un bloque.

La mitad de los nuevos diputados no han ocupado nunca cargos electos y proceden de la sociedad civil, habrá muchos más jóvenes y mujeres, y una mayor diversidad étnica.

Para el profesor de Derecho Constitucional Didier Maus, "se tiró con todo lo que representaba un sistema anterior y se está intentando otra cosa".

La nueva Asamblea Nacional empezará por votar tres proyectos de ley: uno sobre la moralización de la vida pública -tras una campaña opacada por diferentes escándalos político financieros-, otro para reforzar las medidas de seguridad contra el terrorismo, y un tercero sobre la reforma del código del trabajo.

A la vista de los resultados electorales el contrapeso político será escaso aunque los analistas advierten que la oposición podría echarse a la calle.

Emmanuel Macron, muy sonriente, votó a primeras horas de la mañana en la localidad balneario de Touquet, donde posee una casa con su esposa, Brigitte, que este domingo no le acompañó. En el mes y un poco más que lleva como presidente, Macron consolidó una reputación a nivel internacional de hombre carismático. En mente de todos está la imagen del firme apretón de manos con el presidente estadounidense Donald Trump - interpretado como un desafío -, y su liderazgo mundial en la lucha contra el cambio climático cuando Estados Unidos decidió salirse del acuerdo de París.

Dentro de Francia, también hay quien dice que la victoria electoral de Macron se debe sólo a su arrebatadora personalidad.

Le Pen, quien fue derrotada en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, anunció que su partido contará con, al menos, seis diputados.

Los demás partidos se tienen que conformar con las migajas.

Como segunda fuerza, quedan Los Republicanos y sus aliados de la Unión de Demócratas e Independientes, con entre 70 y 90 diputados. Los socialistas del antecesor de Macron, François Hollande, caen y junto con sus aliados sumarían sólo entre 27 y 49 escaños.

Los grupos ultraderechistas y ultraizquierdistas perdieron las legislativas.

Marine Le Pen es sospechosa de haber hecho beneficiar a varios de sus colaboradores de empleos ficticios en el Parlamento Europeo y rechazó la convocatoria de los jueces, denunciando una "conspiración política". "Con su voto, los franceses prefirieron la esperanza al odio, el optimismo al pesimismo", consideró el jefe del Gobierno francés, de origen conservador.