Martes, 23 Octubre, 2018

Técnico de Portugal asegura que México tuvo fortuna al empatar

México tiene con qué competir ante Portugal Juan Carlos Osorio Se acerca del turno de Cristiano Ronaldo en la Copa Confederaciones
Montrelle Montesinos | 19 Junio, 2017, 10:29

Con el empate, México y Portugal sumaron un punto, mientras que el líder Rusia acumula tres unidades tras superar en el juego inaugural a Nueva Zelanda.

Cristiano Ronaldo, quien era el centro de todas las miradas, después de las noticias que le colocan fuera del Real Madrid, tuvo sus momentos brillantes, incluido un remate al poste y un espectacular pase de gol.

Antes de empezar el encuentro, los dos equipos y el público guardaron un minuto de silencio por los más de 60 fallecidos en el trágico incendio ocurrido este sábado en el municipio luso de Pedrógão Grande, calificado como "la mayor tragedia de víctimas humanas" de los últimos tiempos en Portugal. "Va a ser un partido muy difícil para Portugal", apuntó.

El entrenador Juan Carlos Osorio diseñó un once con lo mejor disponible.

Al minuto 20 se anuló el gol del portugués Pepe por fuera de lugar, tras revisar el video arbitraje (VAR).

"Nos vamos tranquilos, porque viendo el partido, no creemos que Portugal se mereciera más".

Pero la alegría de Portugal duró muy poco, porque en el tiempo añadido el mexicano Héctor Moreno marcó de cabeza el gol del empate tras un saque de esquina.

En el 34' le llegó la recompensa: Cristiano se desmarcó en el centro del campo, se revolvió en el área rompiendo a la defensa tricolor y en una pase magistral regaló el balón a Quaresma, que marcó a placer ante la portería vacía.

Cuando parecía que la noche se le venía al cuadro mexicano, Raphael Guerreiro devolvió la cortesía de Salcedo al atacar muy mal un centro por izquierda, lo que aprovechó Carlos Vela para controlar y meter un centro que "Chicharito" Hernández conectó con rencor un cabezazo al fondo de las redes, al minuto 42.

"Hemos perdido muchos balones y dejado muchos espacios al rival".

Llegaron también las faltas en los dos lados, las primeras tarjetas amarillas y una palpable reducción de la velocidad en el juego de las dos escuadras.

2-2 y esta vez no hubo tiempo para más.