Miércoles, 19 Setiembre, 2018

Theresa May recibirá a víctimas del incendio de Londres

Bomberos intentan apagar el incendio en Grenfell Tower en Londres, 14 de junio de 2017 Bomberos intentan apagar el incendio en Grenfell Tower en Londres, 14 de junio de 2017
Eleena Tovar | 19 Junio, 2017, 16:44

En un reporte, la BBC señaló que la cifra podría ascender a alrededor de 70 personas muertas en total.

Por su parte, en el marco de los festejos por su cumpleaños número 91 en el Palacio de Buckingham, la reina Isabel de Inglaterra presidió un minuto de silencio por las víctimas de la Torre Grenfell.

El comandante Stuart Cundy, de la Policía Metropolitana de Londres (Met), explicó que las fuerzas del orden consideran que los desaparecidos por el fuego declarado en la torre Grenfell están muertos, por lo que eleva la cifra de fallecidos a 58, incluidos los 30 ya confirmados el viernes.

La primera ministra británica, Theresa May, recibirá hoy a víctimas del incendio del miércoles pasado en una torre residencial de Londres, tras las críticas de los vecinos por no reunirse con los damnificados, informó una fuente oficial. La cual determine responsabilidades por la tragedia e incluso la renuncia de la primera ministra. Ayer se entrevistó durante dos horas y media con un grupo de 15 víctimas, residentes, voluntarios y responsables de la comunidad local en su oficina de Downing Street.

La Torre Grenfell en el oeste e Londres, construido en la década de 1970 y renovada en varias ocasiones, contenía 120 viviendas. Se teme que muchos quedaron atrapados en el edificio en llamas debido a que el incendio ocurrió en la madrugada del miércoles.

En unas declaraciones anoche, May dijo que se trató de un incendio "horrible" y una "experiencia aterradora" para los residentes, al tiempo que prometió hacer todo lo posible para ayudar a los residentes que se han quedado sin hogar. Después de la reunión, May publicó un largo comunicado en el que asegura haber "entendido las preocupaciones" y donde confirma el desbloqueo urgente de cinco millones de libras esterlinas (6,4 millones de dólares, 5,7 millones de euros) para suministros de emergencia, comida y ropa.