Viernes, 24 Noviembre, 2017

Raúl Castro lideró octava sesión del Parlamento cubano

El socialismo y el Parlamento Presidente cubano Raúl Castro preside sesión plenaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular
Manuel Armenta | 15 Julio, 2017, 05:42

El presidente de Cuba, Raúl Castro, rechazó hoy enérgicamente la política de su par estadounidense, Donald Trump, de recrudecer el bloqueo contra la isla "bajo una retórica vieja y hostil".

El Parlamento en Cuba aprobó en mayo de este año durante una sesión extraordinaria una versión definitiva de las reformas económicas emprendidas por el mandatario Castro.

"Cualquier estrategia que pretenda destruir a la Revolución, mediante coerción, presión o métodos sutiles, fracasará", dijo Castro.

"Nadie puede negar que Estados Unidos, en el intento de aislar a Cuba, finalmente se vio en una situación de profundo aislamiento".

El líder antillano dijo que a lo largo de la historia, los nexos bilaterales estuvieron marcados por la pretensión de Washington de apoderarse de la isla y recordó que desde el primero de enero de 1959 el objetivo estratégico de la política de Estados Unidos ha sido derrocar la Revolución.

Luego de considerar la nueva política del magnate republicano hacia la isla como un "recrudecimiento del cerco unilateral", ha expresado su disposición para que ambos países cooperen y convivan, a condición de que respeten sus diferencias.

Subrayó que en medio de una compleja situación, matizada también por dificultades con el suministro de combustible desde Venezuela, la economía de la isla muestra un discreto resultado alentador, y que en ello influyeron resultados del turismo, la agricultura, la producción de azúcar, la exportación de servicios y las construcciones, entre otros.

Igualmente, afirmó que se ha avanzado en los programas de inversiones priorizadas que sientan las bases para el desarrollo de la nación y se aseguraron los servicios sociales gratuitos, como la educación y la salud pública.

Raúl Castro destacó ante los diputados cubanos que en la primera mitad del año mejoró el equilibrio monetario interno, lo cual se expresa en un menor crecimiento de los precios minoristas ante una mayor oferta en los mercados.

Por otra parte, el jefe de Estado afirmó que, a pesar de los grandes esfuerzos, se preservó el cumplimiento riguroso de las obligaciones resultantes del ordenamiento de la deuda externa cubana con sus principales acreedores.

En su intervención ante el pleno de la Asamblea Nacional el mandatario defendió los valores democráticos del sistema electoral cubano, "sustentado en la participación popular, la legalidad y transparencia del proceso", según recogen medios oficiales, ya que la prensa extrajera no tiene acceso a esas reuniones.

A pesar de las múltiples gestiones realizadas, Cuba no se ha podido poner al día en los pagos corrientes a los proveedores, a quienes Raúl Castro ratificó el agradecimiento por su confianza hacia Cuba y les expresó la voluntad de su Gobierno de saldar todas y cada una de las cuentas vencidas.