Viernes, 22 Setiembre, 2017

Expresidente Uruguayo José Mujica brinda apoyo a Lula

Expresidente Uruguayo José Mujica brinda apoyo a Lula Expresidente Uruguayo José Mujica brinda apoyo a Lula
Eleena Tovar | 17 Julio, 2017, 14:49

Entre gritos de 'Brasil, urgente, Lula presidente' el que fuera el líder más querido de la historia del país dijo estar listo para ganar la batalla en las urnas: "Si alguien piensa que con esta sentencia me apartaron del juego que sepan que estoy en el juego (...) A mis 71 años estoy dispuesto a luchar con la misma fuerza que cuando tenía 30", avisó Lula, según consignó el diario El Mundo.

Los abogados de Lula, quien es el primer ex presidente de Brasil en ser condenado por cargos de corrupción, acusó al juez Moro en la apelación presentada el viernes de "ausencia de imparcialidad", y cuestionó que el juez despreciara las declaraciones de los testigos de la defensa. Si la sentencia contra el presidente de Brasil entre 2003 y 2010 fuera ratificada en segunda instancia, conforme a la ley brasileña, este no podría postularse. "Quiero hacer un llamado a la prensa y al pueblo brasileño: Si alguien tiene una prueba contra mí, por favor, que lo diga, que la manden" a la Justicia porque "me quedaría más feliz si me condenasen con base en alguna prueba", declaró.

Lula fue condenado en primera instancia, por lo que la decisión adoptada por el juez federal Moro, encargado del caso de corruptelas en Petrobras, puede ser revertida por un tribunal superior.

Lula era la única candidatura previsible para esos comicios, pero la sentencia a nueve años y medio de prisión recibida en primera instancia esta semana complica sus posibilidades. Información publicada por diario EL LIBERAL.

La condena del expresidente así como la del poderoso empresario Odebrecht constituyen un mensaje de que la Justicia brasileña está empeñada en acabar con la cultura de impunidad prevaleciente en el país, la que se ha acentuado durante los gobiernos de la izquierda populista liderada por el PT. Pese a la crisis de confianza en el Gobierno y la clase política, los cimientos institucionales del país permanecen intactos, en particular la Justicia, que continúa batallando contra las dominantes élites políticas, demostrando la clase de autonomía que se espera en una democracia que funciona. "Ellos no cuentan con un candidato para competir con Lula", afirmó Rousseff.

A pesar de la embestida judicial, Lula pidió a su Partido de los Trabajadores (PT) ser su candidato presidencial para las elecciones de 2018. Por tanto, el futuro político de Lula estará en manos de los tres jueces que componen la octava sala del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región, que acostumbra incluso a imponer penas más severas.

La defensa del ex presidente, el propio Lula y los simpatizantes del Partido de los Trabajadores, aducen que el fallo de Moro tiene como objetivo retirarlo de la contienda electoral de octubre del próximo año.