Viernes, 22 Setiembre, 2017

Trump amenaza a Venezuela con fuertes medidas económicas

Borges La Consulta sacudirá la conciencia de quienes están en el gobierno Presidente AN: “Hoy estamos haciendo historia”
Eleena Tovar | 18 Julio, 2017, 10:25

La fecha elegida por la Justicia electoral para este simulacro coincidió con la consulta popular convocada por la oposición antichavista para desactivar la Constituyente que impulsa el gobierno de Maduro.

Según reportes de tuiteros venezolanos residentes en Chile, han manifestado que hasta 3 horas han debido esperar para poder emitir su voto.

Ya durante la jornada el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, había afirmado que la masiva participación en la consulta simbólica organizada por la oposición en Venezuela representaba un mensaje "inequívoco" a las autoridades.

"Tenemos que hacer todo lo que tengamos que hacer de forma pacífica para defender estas respuestas que hoy el pueblo da", dijo tras considerar que la consulta es "absolutamente legal", por lo que su acatamiento, remarcó, dependerá del pueblo.

Los centros de recolección de votos, instalados en los alrededores de iglesias, plazas y centros culturales, recibieron a los electores como parte de una manifestación de desobediencia al Gobierno.

El plebiscito se realizará en medio de fuertes protestas que exigen desde hace tres meses y medio la salida de Maduro.

"Mañana es el pueblo venezolano el que decide cuál será su futuro, si habrá o no (Asamblea Nacional) Constituyente". "Cuando ganó Maduro (...) votó menos gente que hoy".

"Por eso el gobierno no quiere hacer elecciones más nunca".

El rector universitario Benjamín Scharifker confirmó el final del proceso que se realizó en 14 mil mesas electorales, donde la población pudo expresar su opinión en un proceso realizado al margen del sistema electoral.

Formularon tres preguntas al mandatario, que son, que rechazan la Constituyente nueva que quiere llevar a cabo a partir del 30 de julio; otra es que demandan a las fuerzas armadas que respeten los Derechos Humanos de los habitantes de ese país y que respeten la constituyente de 1999, así como que se proceda a la renovación de los poderes públicos de aquel país sudamericano.