Lunes, 11 Diciembre, 2017

China pide a EU y Norcorea que dejen de provocarse mutuamente

Si yo fuera presidente’ lo que haría Trump con Norcorea en 1999 China pide a EU y Norcorea que dejen de provocarse mutuamente
Montrelle Montesinos | 13 Agosto, 2017, 15:03

Altos cargos del Pentágono indicaron el viernes a la cadena local Fox News que las tropas estadounidenses están preparadas para iniciar una ofensiva contra la península coreana "esta misma noche", después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, publicara en su cuenta en la red social Twitter imágenes de los bombarderos estratégicos B-1B Lancer que serán desplegados en la isla estadounidense de Guam, nuevo blanco de las amenazas de Corea del Norte.

Personas al tanto de los contactos dicen que las interacciones no han servido hasta ahora para reducir las tensiones generadas por los avances en los programas nuclear y misilístico norcoreanos, que ahora alientan los temores de un enfrentamiento militar, pero dicen que las conversaciones tras bambalinas podrían servir de base para negociaciones más serias, incluso sobre las armas nucleares norcoreanas, si Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un desisten de la retórica belicosa de los últimos días y respaldan el diálogo.

El presidente Donald Trump había criticado la postura de China frente a Corea del Meta, insistiendo en que podía activo hecho mucho más.

Previamente, el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, afirmó que China, el principal socio comercial de Corea del Norte, está dispuesta a asumir las posibles pérdidas económicas por las nuevas sanciones internacionales contra Pyongyang, en aras de la desnuclearización y la estabilidad en la península coreana.

Yun es el único diplomático estadounidense en contacto con cualquier contraparte norcoreana. Su condición es que Pyongyang desista de los ensayos con misiles con capacidad de alcanzar el territorio continental estadounidense.

Tillerson ha insinuado incluso que ya existe un canal secreto.

Por su parte, China permanecería neutral si Corea del Norte ataca antes, pero no permitirá que Estados Unidos y Corea del Sur 'golpeen' primero.

El Departamento de Estado y la Casa Blanca declinaron hacer declaraciones sobre la diplomacia de Yun.

En cierta forma, Trump ha mostrado una mayor flexibilidad hacia Corea del Norte que el presidente Barack Obama.

El canciller se refirió al intercambio reciente de amenazas entre Washington y Pyongyang. Obama casi no hizo esfuerzos por reactivar las líneas de comunicación.