Miércoles, 20 Setiembre, 2017

Sacerdote abusó de dos huérfanos tras oficiar el funeral de su padre

Gerald Ridsdale rodeado de niños en una imagen que recorrió el mundo Gerald Ridsdale rodeado de niños en una imagen que recorrió el mundo
Eleena Tovar | 17 Agosto, 2017, 14:19

Ridsdale le susurró a la niña unas palabras que retumbarían a lo largo de su vida: "Jesús murió por nuestros pecados, entonces podemos ser perdonados y si confieso este pecado, podré ser perdonado". A un niño le dijo que el abuso era "parte del trabajo de Dios", pero que si se lo contaba a alguien el Señor castigaría a su familia.

"Si le dices a alguien, Dios castigará a tu familia", era la frase que utilizaba de manera común para someter a los menores de los que abusaba. A otras de sus víctimas les indicaba, cómplice: "Es nuestro pequeño secreto"; "no le digas a tu mamá o tu papá podría morir".

El modus operandi de este hombre de 83 años fue revelado gracias al juicio que llevó ante la Corte del condado de Victoria, en Australia, por haber abusado de niños menores de 12 años, el más chico de ellos de 6.

Nacido en 1934, comenzó a estudiar en el seminario a los 20 años y en 1961 fue ordenado sacerdote. Pero no fue hasta los años 80 cuando las denuncias se haría públicas y las comunidades católicas donde estaba iniciaron campañas para expulsarlo. Luego fue juzgado en el 2006, donde fue sentenciado a 13 años, y en el 2014, a ocho años más. El fiscal Jeremy McWilliams, a cargo de varias de la causas contra Ridsdale, contó algunos de los escalofriantes testimonios de las víctimas, entre ellos se destaca el abuso de un niño y una niña después de que Ridsdale haya sido el encargado de dar la misa en el entierro de su padre.

Como recuerda, Ridsdale está preso desde 1994 y se cree ha sido responsable de más violaciones.

Su primer juicio fue en 1994, en el que se encontró culpable y condenado a 18 años de prisión.

"La investigación original de la policía, se calcula que podría haber abusado sexualmente de hasta mil niños", comentó un portavoz de la defensa de las víctimas.