Miércoles, 20 Setiembre, 2017

Condena Trump, tras crítica, a supremacistas

Empresarios toman distancia de Trump Condena Trump, tras crítica, a supremacistas
Eleena Tovar | 18 Agosto, 2017, 11:02

Pence condenó el domingo a los supremacistas blancos, a los neonazis y al KKK, al afirmar que "esos grupos marginales peligrosos no tienen lugar en la vida pública de los estadounidenses ni en el debate estadounidense, y nosotros los condenamos en los términos más enérgicos posibles".

Trump sostuvo que ambas partes fueron responsables de la violencia.

Primero empezaron los empujones y golpes de los supremacistas blancos contra los manifestantes que los repudiaban y la violencia llegó a su máximo nivel cuando un hombre, que fue identificado como James Alex Fields Jr., un joven blanco de 20 años, atropelló con su auto a la multitud anti racista.

Trump optó también por atacar al senador republicano por Arizona, Jeff Flake, quien en fechas recientes se ha distanciado del mandatario y no ha tenido empacho en criticarlo por controversias pasadas.

Consultado sobre si la respuesta de Trump había sido suficientemente robusta, el portavoz de May dijo a la prensa que "lo que el presidente dice es asunto de él". Hubo un grupo en este lado, les pueden decir de izquierda, ustedes los llamaron de izquierda.

Los supremacistas blancos y los neonazis estadounidenses han elogiado este miércoles las declaraciones de su presidente, Donald Trump, en su 'apoyo'.

El antecedente. El sábado pasado hubo enfrentamientos entre un grupo de supremacistas de Charlottesville que se congregaron para protestar contra la retirada de una estatua de Robert E. Lee (1807-1870), un general del Ejército Confederado durante la Guerra Civil norteamericana (1861-1865), y quienes rechazaban su presencia en la localidad.

Trump defendió el derecho a movilizarse contra el retiro de los símbolos de la América confederada, para muchos un homenaje esclavista que debe ser eliminado y para otros trozo de la historia de la cual se sienten orgullosos: "George Washington era dueño de esclavos, ¿vamos a retirar sus estatuas también?" - preguntó el mandatario para luego agregar en tono irónico, "entonces quitemos la de Jefferson a la semana siguiente".

Mediante Twitter Trump, acusó al ex precandidato presidencial republicano Lindsey Graham, de falsear sus declaraciones, al decir una "mentira asquerosa" y de no poder superar su derrota en la interna republicana. Después de reunirse con la presidenta Michelle Bachelet, dijo que "regresaré de este viaje más confiado que nunca en que no sólo nuestro comercio crecerá, fortaleciendo el empleo y las oportunidades en Estados Unidos, y fortaleciendo la prosperidad en América Latina".

Minutos después del bochorno pronunciamiento del líder de EU, David Duke, uno de los organizadores del rally y ex miembro del Ku Klux Klan, agradeció al presidente por su "honestidad y coraje" en señalar a "terroristas" de izquierda.