Sábado, 17 Febrero, 2018

El paro general de Moyano, cada vez mas debilitado

Tras la reunión con Triaca, Daer desestimó otro paro: “No es el momento”, dijo Los moderadores de la CGT se reunieron con el ministro de Trabajo
Eleena Tovar | 05 Setiembre, 2017, 17:47

Para finalizar habló de la posibilidad de convocar a un paro general, "nosotros el día 25 de septiembre nos vamos a reunir para determinar cuáles van a ser los pasos a seguir para que entre todos le pongamos un freno a la política de ajuste que esta aplicando el Gobierno Nacional".

Tras la marcha del 22 de agosto, la Confederación General del Trabajo (CGT) retomó el lunes por la tarde el diálogo con el Gobierno al reunirse con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Palabras similares utilizó el ministro Triaca al salir de la reunión.

Por parte de la CGT estuvieron presentes los tres integrantes de la conducción, Carlos Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid.

"Quizá la estrategia no tenga tanto que ver con realizar una medida de fuerza", sostuvo el representante gremial de Sanidad en declaraciones a radio Nacional, y aclaró: "Lo que hicimos fue conversar sobre lo que pasó recientemente y la necesidad de reencauzar el dialogo".

"Volvemos al diálogo", dijo el funcionario tras la reunión. El ministro destacó ayer que un paro "no es oportuno". "La inflación viene desacelerándose, está creciendo el empleo registrado y cuando se han acordado más del 95% de las paritarias salariales", enumeró.

Además, hizo referencia a la situación que atraviesan los trabajadores en el contexto actual: "Hoy estamos siendo gobernados por los empresarios de la UIA, este gobierno desprecia a los trabajadores"; y afirmó: "Nos quejábamos de la soberbia del gobierno anterior, pero este gobierno es igual o más soberbio y no escucha a los trabajadores".

El titular del gremio de empleados estatales UPCN y secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, consideró que "no es momento para hacer un paro general", aunque instó a la dirigencia sindical a articular un "programa de acción" para canalizar los reclamos de los trabajadores de distintos sectores.

De esta manera, buscaron dejar atrás el enfrentamiento que protagonizaron diez días atrás como consecuencia de la movilización sindical a Plaza de Mayo, que derivó en la salida del Ejecutivo de dos referentes estrechamente ligados a los gremios: el superintendente de Servicios de Salud Luis Scervino y el secretario de Trabajo Ezequiel Sabor.