Lunes, 20 Noviembre, 2017

El Huracán Irma afecta dramáticamente a San Martín

Dominicana evacúa zonas turísticas ante el avance de Irma Dominicana evacúa zonas turísticas ante el avance de Irma
Eleena Tovar | 13 Setiembre, 2017, 19:24

Devastación y muerte. Ese fue hasta ahora el resultado del paso por el Caribe de Irma, un huracán de una violencia inédita que dejó al menos 10 muertos y arrasó con islas como Barbuda, San Martín y San Bartolomé.

Con vientos máximos sostenidos de 290 kilómetros por hora, la tormenta ha causado estragos en San Martín, las Islas Vírgenes y Barbuda, islas del noreste del Caribe.

Barbuda, una isla de mil 600 habitantes esta desbastada, según el jefe de Gobierno antiguano, Gaston Browne.

El ojo del huracán se espera que pase rozando la costa norte de República Dominicana y Haití hoy jueves y avance cerca de las Islas Turcas y Caicos y el sureste de Bahamas más tarde.

Las "grandes y destructivas olas" y marejadas ciclónicas generadas por Irma podrían elevar los niveles del mar de 2 a 3 metros por encima de lo normal a lo largo de las costas del extremo norte de las Antillas Menores.

Irma sigue ahora avanzando hacia el oeste, rumbo a República Dominicana y Haití, una ruta que debería llevarle a Florida (Estados Unidos) durante el fin de semana, según el boletín de las 00H00 GMT del Centro Nacional de Huracanes de Miami.

Irma ha sido catalogado como el huracán más fuerte registrado en el Océano Atlántico. Las pérdidas en ambas islas suma 100 millones de dólares.

En Santo Tomás, en las Islas Vírgenes Británicas, medios hablan de 6 muertos.

Desde París, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que viajará "en cuanto sea posible" a las zonas afectadas.

American Airlines también reprogramó sus vuelos hacia Miami. En su paso, dejaron una nueva víctima fatal, lo que eleva la cifra total de muertos a 11 en los diferentes sectores del país donde tuvo presencia.

Imágenes de televisión registradas en la isla franco-holandesa de San Martín mostraron un puerto deportivo dañado con botes arrojados en pilas, calles sumergidas y casas inundadas.

Aunque se espera que atenúe su fuerza hasta un nivel 4, los servicios de emergencia de Florida ya han comenzado las evacuaciones y han ordenado a los turistas que abandonen los Cayos. En Miami Beach, las personas llenaban los maleteros de sus autos con agua y otras provisiones.