Domingo, 22 Julio, 2018

Angustiante vigilia por una niña atrapada bajo un edificio en México

El drama y la angustia en las escuelas que se derrumbaron en México VIDEO: Lamentables perdidas dejó el terremoto en una escuela de México
Cris De Lacerda | 22 Setiembre, 2017, 17:25

El martes por la noche, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que había allí unos 30 niños atrapados junto a 12 adultos. Pola Díaz, una de los célebres topos de México, grupo de rescatistas voluntarios surgido tras el devastador sismo del 19 de setiembre de 1985 que dejó más de 10 mil personas muertas, reclamó a las autoridades que no interrumpieran el trabajo de rescate.

Durante unos ocho minutos los trabajadores pidieron guardar silencio para tratar de escuchar cualquier ruido entre los escombros a través de un micrófono.

Por otro lado, el secretario de Salud, José Narro, dio a conocer que hasta la tarde de ayer se había atendido a mil 819 lesionados por el sismo, 80 de ellos en unidades de la Secretaría que encabeza, 447 en el IMSS, 364 en el ISSSTE, 881 en los Servicios de Salud de la Ciudad de México y 17 en hospitales de Pemex, así mismo indicó que se cuenta con 700 camas de urgencias, mil 915 de hospitalización, 243 de terapia intensiva y más de 200 quirófanos, para continuar atendiendo a la población. "Logramos entrar a un salón colapsado, vimos unos sillones, unas mesas de madera. De allí empezamos a mover escombros, y encontramos una niña y dos adultos, una mujer y un masculino", dijo.

"Supimos que estaba en un carro porque le dijimos: si estás adentro del vehículo, por favor, da tres golpes, dio tres golpes (.) así fue como logramos localizarlo, está debajo de esa losa, están trabajando para rescatarlo", describió el socorrista. Un edificio se desplazó de sus cimientos y cayó al río.

La profesora María del Pilar Martí habló por ellas y explicó que los niños no alcanzaron a salir tras el sismo.

La niña tiene 11 años. La gente comentaba el miércoles por la mañana que los únicos sobrevivientes fueron los padres de la pequeña, el sacerdote y su asistente. Buscaron a una niña inexistenteAutoridades mexicanas descartaron este jueves que una niña estuviera atrapada bajo los escombros de una escuela que se desplomó en el sur de la capital de México tras el violento terremoto de magnitud 7,1 registrado este martes. El movimiento tuvo 51 kilómetros de profundidad.

Las demandas por una mayor austeridad en la política cobraron impulso en las redes sociales luego de que un primer terremoto de 8.1 hace dos semanas dejó casi 100 fallecidos en el sur del país.