Lunes, 22 Octubre, 2018

Corea del Norte: Ensayos nucleares habrían provocado un sismo de 3,5

La ministra de Asuntos Exteriores surcoreana Kang Kyung-wha. EFE La ministra de Asuntos Exteriores surcoreana Kang Kyung-wha. EFE
Eleena Tovar | 25 Setiembre, 2017, 06:59

Esa opinión contraste con la de la ONU, cuya Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares considera que es "improbable" que el sismo detectado en Corea del Norte sea consecuencia de un ensayo nuclear.

Bombarderos B-1B y aviones de combate de las Fuerzas Armadas de EE.UU. han sobrevolado este sábado el espacio aéreo internacional sobre aguas ubicadas al este de Corea del Norte, informa Reuters. Además el ministro de Relaciones Exteriores dijo que podría haber un ataque en el Pacífico.

Trump volvió a elevar la intensidad contra Corea del Norte luego de escuchar el discurso en la ONU del canciller Ri Yong Ho, quien lo acusó de ser una amenaza para la estabilidad mundial y lo calificó como un "un trastornado mental que está repleto de megalomanía".

"Kim Jong-un (presidente) de Corea del Norte, obviamente es un hombre loco al que no le importa morir de hambre o matar a su pueblo", escribió Trump en su cuenta de Twitter. Algunos medios de la zona tratan el temblor como consecuencia de una posible "nueva prueba nuclear", algo que por el momento no se ha confirmado.

El epicentro de este temblor es prácticamente el mismo que el de la sacudida del 3 de septiembre, provocada por un ensayo nuclear norcoreano, según la agencia oficial china Xinhua.

El líder norcoreano observa el lanzamiento de un misil nuclear.

El jueves, el presidente Trimp añadió medidas económicas a sus amenazas militares contra Corea del Norte al autorizar sanciones más duras.

El espectro de un nuevo test ha contribuido a una escalada verbal considerable entre Trump y Kim, a pesar de las peticiones de Moscú para que cesen las provocaciones.

La República Popular de China es el principal socio comercial de Corea del Norte y, tradicionalmente, su principal apoyo político, pero en los últimos meses ha aceptado la aprobación de duras sanciones contra Pyongyang por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

Y sobre todo, ha querido trazar un retrato de Kim más próximo a la imagen de jefe de Estado que a la de líder mesiánico y postularle como el contrapunto reflexivo ante la fogosidad de Trump, al que el líder norcoreano hecha en cara su falta de "discreción y compostura".