Lunes, 10 Diciembre, 2018

Trump declara Puerto Rico zona de "gran desastre"

Huracán María destroza a Puerto Rico Huracán María destroza a Puerto Rico
Eleena Tovar | 25 Setiembre, 2017, 07:55

El huracán "María", de categoría 3, se aleja cada vez más de Bahamas y de zonas pobladas, tras su paso devastador por islas del Caribe, como Puerto Rico, donde dejó al menos seis muertos, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

"Definitivamente Puerto Rico -cuando podamos salir afuera- vamos a encontrar a nuestra isla destruida".

María, que llegó a tener fuerza de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, fue rebajado a categoría 4 a medida que se acercaba a Puerto Rico, a donde llegó en la mañana.

Decenas de municipios ya recibieron una certificación de desastre a causa de Irma, que pudo haber dejado daños cercanos a los $1,000 millones de dólares.

Los expertos señalan que los vientos con fuerza de huracán se extienden desde el centro del ciclón hasta las 70 millas (110 kilómetros) y los vientos de tormenta tropical, de hasta 73 millas por hora (118 km/h), se sienten más allá de las 160 millas (260 kilómetros).

En toda la isla rige un toque de queda entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana, que estará vigente al menos hasta el próximo sábado, para evitar saqueos como los sucedidos en la tarde del mismo miércoles en la capital, tras calmarse los vientos del ciclón. Su pared externa azotó a la isla con vientos sostenidos de 145 kph, dijo el CNH.

Desde las 4:00 a.m.de este miércoles se perdió todo contacto con la comerciante bumanguesa, quien está en uno de los refugios habilitados en el municipio de Humacao, en la costa este de Puerto Rico.

"Está muy violento e intenso ahora que estamos comenzando a experimentar los vientos fuertes", dijo a la AFP Coral Megahy, una ingeniera de 31 años que se resguardaba en Santa Cruz, una de las Islas Vírgenes estadounidenses. "Lo único que importa es la seguridad de sus familias, sus hijos, ustedes".

Precisamente Irma pasó por la costa noreste de Puerto Rico a comienzos de este mes, provocando tres muertes, para cerca de una cincuentena de fallecidos en el Caribe y numerosos daños materiales.

Entre tanto, los puertorriqueños, miles de los cuales pasaron el huracán protegidos en refugios, se enfrentan ahora abrumados al daño y la devastación dejada por el fenómeno meteorológico, y ven un panorama largo y complicado para recobrar la normalidad.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, estimó varias horas atrás que entre un 80 % y un 90 % de los usuarios de a la red eléctrica estaban sin electricidad, pero advirtió que esperaba que el 100 % de los residentes se quedaran servicio eléctrico. María puede ser peor. "Estaremos sin servicios por mucho tiempo", añadió.

En Puerto Rico están colapsados todo el sistema electroenergético y las comunicaciones telefónicas de cualquier tipo.