Lunes, 18 Diciembre, 2017

Liberan a familia norteamericana que estuvo 5 años como rehenes del talibán

Caitlan Coleman su esposo Joshua Boyle y dos de sus hijos Caitlan Coleman su esposo Joshua Boyle y dos de sus hijos
Eleena Tovar | 12 Octubre, 2017, 18:34

El ejército paquistaní no precisó la identidad de las personas rescatadas, pero fueron identificados por el gobierno estadunidense como Joshua Boyle y su esposa, Caitlan Coleman, secuestrados en 2012 por los talibanes durante un viaje a Afganistán.

Coleman estaba embarazada cuando fue capturada por el grupo Talibán.

"El Ejército paquistaní y el Servicio de Inteligencia (ISI) recuperaron del cautiverio terrorista a cinco rehenes de Occidente, incluido un canadiense, su esposa de EEUU y sus tres hijos", dice el comunicado.

Los cinco miembros de la familia estaban bajo la custodia de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en el vecino Pakistán, según un funcionario estadounidense.

Los talibanes publicaron en diciembre de 2016 un vídeo de la pareja acompañada por dos de sus hijos nacidos en cautiverio en el que pedían ayuda al entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, y al que sería su sucesor, Donald Trump.

Esta es la primera visita a Islamabad de una delegación estadounidense de alto nivel después de las críticas de Trump en el anuncio de su nueva estrategia para Afganistán y de que Pakistán pospusiera las visitas oficiales entre ambos países, incluida una visita de la propia Curtis a finales de agosto. 'La operación de las fuerzas paquistaníes fue exitosa, todos los rehenes fueron recuperados sanos y salvos y están siendo repatriados al país de origen', destacó el texto.

Una familia norteamericana secuestrada por terroristas en 2012 en Afganistán fue liberada por las fuerzas de Pakistán, informó la oficina de comunicación militar paquistaní (ISPR, por sus siglas en inglés).

La operación militar fue llevada a cabo por agentes de inteligencia paquistaníes con seguridad perimetral proporcionada por los militares paquistaníes.

La declaración pakistaní dijo que la familia había estado detenida en Afganistán, pero que "las agencias de inteligencia estadounidenses la habían estado siguiendo" y compartieron que habían cruzado la frontera el miércoles.