Miércoles, 18 Octubre, 2017

Persiste matrimonio infantil en 6 estados; ONU pide acabar la práctica

Para el año 2014 el 37 % de las mujeres dominicanas entre 20 y 24 años dijo que había estado casada antes de los 18 años Pide la ONU erradicar el matrimonio infantil en todos los estados de ...
Tobias Pedroso | 12 Octubre, 2017, 12:54

Actualmente, Oaxaca es uno de los siete estados del país que prohíben el matrimonio infantil; es decir, se encuentra a la vanguardia en esa materia.

La funcionaria señaló que lamentablemente persiste esta práctica cultural en nuestra entidad, dándose en un contexto de unión informal y consentimiento social, pese a que la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, establece en su Artículo 45 que la edad mínima para contraer matrimonio es a los 18 años sin excepción y desde 2016 el Código Civil para el Estado de Oaxaca lo prohíbe.

Esas prácticas impactan en su desarrollo futuro y el de sus familias, además de incrementar la discriminación y el riesgo de violencia contra ellas, destacaron en un comunicado la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH). No obstante y de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2014, los tres Estados con mayor porcentaje de matrimonio infantil en nuestro país son Chiapas (44.82%), Guerrero (42.41%) y Oaxaca (39.17%).

En ese territorio, más de 305.000 (11,7 %) niñas están casadas o unidas de manera estable antes de cumplir 15 años y más de 790.000 (37,1 %) se unieron o casaron antes de cumplir los 18 años, según un informe de Unicef. Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y Sonora aceptan excepciones a la prohibición del matrimonio infantil; mientras que Chihuahua es el único estado que legalmente respalda los matrimonios en personas menores de 18 años.

El matrimonio a temprana edad tiene una relación directa problemas sociales como la deserción escolar, el embarazo prematuro, la mortalidad materna, la transmisión intergeneracional de la pobreza.

La campaña busca desnaturalizar el matrimonio infantil.

El matrimonio y las uniones tempranas de las niñas constituyen una violación a sus derechos humanos; es una práctica nociva que afecta la vida, salud, la educación y la integridad de las niñas, aseguró la ONU. Así mismo, instó al Estado a que implemente programas integrales de sensibilización sobre las consecuencias negativas del matrimonio infantil en niñas.

También en ese año lanzó la campaña "De la A (Aguascalientes) a la Z (Zacatecas), México sin unión temprana y matrimonio de las niñas en la ley y en la práctica", convocando a sumar esfuerzos de los gobiernos estatales, municipales y federal, junto a las organizaciones civiles, la academia y otros aliados para poner fin a las uniones tempranas y matrimonios de las niñas.