Miércoles, 18 Octubre, 2017

Encontraron enterrada a una chica que estaba desaparecida hace 15 años

Encontraron enterrada a una adolescente buscada hace 15 años La increíble y dolorosa historia de Mariela, la chica desaparecida en 2002 cuyo destino final se conoció ahora
Eleena Tovar | 13 Octubre, 2017, 19:18

La causa estuvo abierta apenas dos semanas.

Todo comenzó el 7 de septiembre de 2002, cuando la adolescente estaba junto a su hermano Javier en la puerta de su casa mientras tomaban mate. La madre de Mariela siempre fue fiel a la única hipótesis que tenía en mente.

Mariela Tasat estuvo desaparecida durante 15 años, era una de las adolescentes que más tiempo llevaba perdida según la organización Missing Children.

Anoche, la hermana de Mariela expresó su dolor y bronca en la cuenta de Facebook de Luisa: "No hicieron nada, dejaron pasar 15 años de soledad, dolor, de ilusión porque nunca perdimos las esperanzas de encontrarla viva (...) Mi hermana no tuvo el velorio y un entierro digno por culpa de un Estado que no hizo su trabajo". A los pocos meses, su marido murió de pena."Capaz que se fue con un noviecito", le decían Luisa en las comisarías. Y la tomó Viviana Giorgi, a cargo de la Fiscalía 1 de Lomas de Zamora.

Después de 15 años, la Justicia se despertó y pidió informes a los cementerios cercanos a la casa de Luisa y Mariela, debido a esta tardía búsqueda por fin encontraron a la menor. Por entonces, nadie en la cadena de investigación unió los datos de una menor buscada y un cuerpo enterrado como NN en el cementerio de Lanús, a 16 cuadras, pocas horas después. Sólo había que tener la decisión. Hace 2 días se llevó a cabo la exhumación en el cementerio para relevar la evidencia investigada. Sin embargo, la joven apareció enterrada a cuadras de su casa.

La identificación se concretó mediante el análisis dactiloscópico, que permitió determinar que la huella digital del pulgar derecho de Mariela, impresa en su Documento Nacional de Identidad, correspondía de manera "fehaciente, categórica e indubitable" con la impresión digital de su pulgar derecho.

Una nota de Clarín publicada el domingo pasado recordó el caso de Mariela y la búsqueda de su mamá Luisa, junto a otras madres que todavía esperan y desesperan por saber qué pasó con sus hijas.

La chica que soñaba con ser maestra jardinera, que jugaba con sus peluches y los sentaba como si fuera un aula mientras les enseñaba, que tenía su cama siempre preparada, en realidad había muerto en las vías del tren Roca el mismo día en el que no se supo más de ella.

¿Qué ocurrió aquel fatídico día? Fue trasladada al hospital vecinal de Lanús y de ahí la derivaron al Fiorito de Avellaneda, donde a los 2 días murió. Fue sepultada el 9 de septiembre de 2002 a sólo quince cuadras de su casa.

Los familiares contaron que piensan darle una despedida acorde a Mariela.